5 actividades para niños de edad preescolar

| - Victoria147 2 noviembre, 2015

actividad para niños INT

Las actividades físicas en niños de edad preescolar, es decir de tres a seis años, los ayudan a desarrollar sus habilidades motrices y a convivir con otros niños.

Por Victoria147

Además de mantener a los pequeños sanos, el ejercicio en esta etapa los ayuda a quemar esa energía natural que tienen y a desarrollar sus músculos, fijan el calcio en los huesos, mejoran sus habilidades sociales e incrementan la coordinación, el control de posturas y el equilibrio.

Si bien, no son deportistas de alto rendimiento y no verás a tu hijo jugar futbol como profesional, con actividades físicas a esa edad incluyen saltos, giros, desplazamiento en todas direcciones, trepar obstáculos, cargar pelotas y aros. En otras palabras, aprenden mientras se divierten.

La integración grupal les ayudará para cuando tengan que asistir a la escuela, pues ya tendrán experiencias sociales que ayudarán en la transición de estar en casa, su propio universo, a llegar a un lugar con muchos niños que necesitan la atención de un sólo adulto.

Actividades para los preescolares.

Ballet
Fortalecerá los músculos, tendrá coordinación y seguirá instrucciones. Al mismo tiempo desarrollará las relaciones afectivo-emocionales al interactuar con su maestra y compañeros. Manejará conceptos matemáticos al hacer equipos y la apreciación musical.

Karate
Ayudará al equilibrio, el desarrollo motriz y desarrollará, fuerza, elasticidad, y tono muscular, básicos para el ejercicio infantil. Además, se enfrentará a la pertenencia grupal y competencias bajo un ambiente supervisado.

Futbol
Tu pequeño desarrollará la coordinación ojo-pie, direccionalidad y de resistencia física. Ayudarás a que tu hijo tenga mayor capacidad pulmonar, músculos y huesos más fuertes y elasticidad. En la parte social, lo enseñarán a trabajar en equipo con cumplimiento de objetivos.

Natación
Esta actividad mejorará la elasticidad, capacidad pulmonar, fuerza y resistencia de tu pequeño. Además de ser una de las más completas, también es divertida y ayudará a tu hijo con la coordinación de movimientos, a enfrentarse a competencias y a fortalecer las relaciones afectivas que ayudarán a su confianza personal.

Clases de arte
Ayudará a tu pequeño a desarrollar la motricidad fina, es decir detener el pincel con dos dedos, respetar contornos y recortado de figuras. Además, es una actividad cognitiva al identificar colores, texturas, contrastes y hasta pensamiento matemático.

Puedes elegir cualquiera de estas actividades y hasta combinarlas. Siempre pregunta a tu niño cuál es la actividad que más le atrae para que te enfoques en ésta y cuando entre a la escuela, el cambio sea menos impactante.