5 consejos para reencontrarte después de una ruptura

| - Verónica Madrigal 8 agosto, 2017

 Nuestros proyectos no deben cambiar o morir por una circunstancia que parece el fin de todo. 

Por Verónica Madrigal, fundadora de mekishico.com

 

Esta publicación comienza con un “ya no te quiero, me voy…” Es entonces cuando aquellas mujeres, especialmente las que somos madres ó mompreneurs después de brindarle a la tristeza 3 días para crear esa resiliencia, pensamos: ¿en que invierto el tiempo que me queda? ¿cómo aseguro el bienestar de mis hijos? ¿cuál es mi plan de vida ahora?

Si bien uno no debe perder su individualidad, lo cierto es que cuando surge una separación rompiendo esa promesa de “hasta que la muerte nos separe o en las buenas y en las malas” se desbalancea nuestra individualidad, ya que sentimos la realidad más que nunca. Ya no habrá relevo en la noche para echarle ojito a los niños, pero ahora nos cuidaremos entre todos los que se quedan.

Aunque la verdad es que llegamos a este mundo solas y solas nos vamos,  el dolor está basado en una expectativa muy personal: esperábamos que ese compañero de viaje caminara a nuestro lado durante todo nuestro trayecto. No suena justo cuando tiran la toalla, quizá no lo es o sí, lo cierto es que es una realidad que se debe afrontar y eso no significa que debemos cambiar nuestro propio rumbo, romper nuestras creencias o perder nuestra dignidad solo por no estar solas. Todos cambiamos con el tiempo, pero nuestros valores no deben jamás ponerse en juego.

Viendo lo positivo de este momento aunque solo parezca negativo, puede ser la máxima enseñanza a nuestros hijos de “soltar”, saber llevar las cosas en paz y más que nada perseverancia en lo que creemos. Nuestros proyectos no deben cambiar o morir por una circunstancia que parece el fin de todo. Es solo el final de una etapa, pero no de nosotras, no de nuestros sueños ni nuestras metas. Nuestros hijos siguen ahí, aprendiendo de nuestras acciones. Si bien en esta etapa de soltar no encuentras las fuerzas para hacerlo por ti, hazlo por ellos.

1. La magia de vivir.

¿Y qué sigue? voltea a ver señales en todos lados, recuerda lo que pensabas antes de estar con alguien más, regresa a tu origen, a tu interior y restablece tu energía, tu esencia, tu nueva meta en la vida. No te concentres en tu dolor, al contrario ayuda a otros a salir adelante si tus aptitudes profesionales te lo permiten. Medita, acude a masajes, yoga, reiki todo aquello que te haga sentir chiqueada y mejor en tu interior.

De mis preferidos está el centro de Meditación de Oprah & Chopra chopracentermeditation.com

2. El tiempo es valioso.

El tiempo no sólo se encargará de sanarte, también germinará las acciones que hagas hoy, mañana. Con dolor o miedo, sigue poniendo fecha a tus actividades. Toma una tarde de descanso, pero sigue, lento, pero sigue adelante. Revisa tus prioridades, reordénalas y llévalas a cabo poco a poco. Al lograr tus metas estarás agradecida contigo misma por haber aprovechado el tiempo a pesar de tus circunstancias.

Utiliza aplicaciones en línea para ponerte tareas, tu lista del día porque seguro estarás muy distraída. Puedes lograrlo con asana.com

3. Amor a sí misma para generar salud.

Sabemos que si lloramos más de la cuenta, nos estresamos más de la cuenta y en seguida viene la factura. Defensas bajas y por lo tanto, enfermedades.

Sinceramente creo que el mejor recurso o receta para esto es LA RISA. Si tienes hijos es mucho más fácil, porque si bailas, juegas y haces cualquier cosas fuera de la rutina, te retorceras de risa y sabrás que ha valido la pena pasar por lo que pasas para tenerlos en tu vida. Una vez unas amigas y yo, junto con nuestros hijos jugamos a pastelazos (si esos como los del Chavo del 8) no saben el gozo de los niños “vengarse” de las mamás con pasteles de chantilly. Y obvio al revés, por esas travesuras. Si no tienes hijos, siempre están las amigas con quienes se pueden hacer cosas divertidas.

Si no tienes idea de qué hacer con tus hijos mira éste canal: craftingeek

Procura regresar al gym o cualquier actividad física, de verdad que esto ayuda muchísimo a mantenerte con buen ánimo.

4. Valórate. 

Sabes lo que vales y debes exigir lo que te corresponde. No tengas miedo de hablar. Es tiempo de que las mujeres dejemos de sentirnos inferiores, que solo merecemos migajas y que no somos capaces de seguir adelante (No generalizo, hay mujeres que siempre ponen un gran ejemplo). Somos pacificadoras por naturaleza y aún en terminar relaciones;  debemos aplicar el uso de la verdad, honestidad y tranquilidad para que todo fluya para bien de ambos, especialmente tu paz mental. Deja claro tus responsabilidades y sus obligaciones. Y a seguir adelante. Y si las cosas no son tan fáciles, y si puedes, suelta. Karma.

5. Hi, job! Hi Life!

Nuestra vida y trabajo sucede al mismo tiempo. Si un evento ha sacudido tu vida, aprovecha para que cuando vuelvas a acomodar tus piezas, sean de la manera que siempre soñaste. Reconstruye tu vida consciente y disfrútalo. No tomes un trabajo que no deseas hacer sólo por asegurar dinero, sigue haciendo lo que te gusta para que siempre venga a ti solo aquello que vibra contigo.
Prepárate mejor, mira lo que puedes aprender con Victoria 147 además del networking entre emprendedoras parte de la comunidad.

Y si estás perdida sin saber que hacer, acércate a comunidades de emprendimiento, hay tantas en México que seguro alguna va con tus intereses.  Puedo mencionarte algunas: GeekGirlsMx, Hackers & Founders Women, TechWo, Mujeres Wow Creative mornings, etc.

Seguimos fuertes con la nueva oportunidad de hacer lo que realmente amamos. Solo una vez vivimos (Según se dice) así que haz que valga la pena, no hay mejor historia que tu propia historia.

Comparte con Plumas Victoria lo que estás emprendiendo o en que te has atorado, o si necesitas talentos, seguro habrá quien pueda ayudarte. YES WE CAN!

Veronica Madrigal//diseñadora gráfica egresada del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de Guadalajara, cofounder de la comunidad GeekGirlsMx y empresaria en mekishico.com@veromadrig