A moverse más

| - Lorena Stoopen 16 diciembre, 2014

lore_INT_139712488

Por Lorena Stoopen

 

Uno de los retos más imponentes de ser mujer trabajadora (si no es que el más) es lograr el balance entre los negocios, la casa, la salud, la familia; ¿pensar en hacer ejercicio? ¡¿qué, y a qué hora?!

A lo mejor eres una mujer deportista y tienes este punto resuelto pero el resultado de algunas recientes investigaciones sugiere que es muy importante luchar contra el sedentarismo (o ausencia de actividad física) en el resto del día, tanto si practicas un deporte como si no lo haces.

La Organización Mundial de la Salud considera que el sedentarismo es la cuarta causa de riesgo de muerte en el mundo. Estima que por sí misma, es responsable de 21 a 25% de los cánceres de seno y de colon, 27% de los casos de diabetes y 30% de los casos de cardiopatía isquémica.

Hacer ejercicio regularmente ayuda a que los sistemas del cuerpo funcionen mejor y por lo tanto mejora las posibilidades de vivir más tiempo y con un cuerpo más sano, previene enfermedades cardiovasculares, cáncer de varios tipos, protege contra la diabetes, mantiene a los huesos fuertes, ayuda a dormir mejor, a mantener un peso adecuado, mejora el estado de ánimo y el desempeño intelectual. Todo esto ha sido comprobado. Pero, ¿qué tanto hay que moverse?

Algunos estudios muestran que caminar 15 a 20 minutos al día empieza a tener un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la muerte prematura, pero en otros estudios recientes se ha visto que el tiempo de sedentarismo, en concreto, las horas que pasamos sentados viendo la televisión, manejando o trabajando en la computadora tienen un efecto negativo directo sobre la salud: se encontró que se aumenta 23% la probabilidad de ser obeso y 14% la probabilidad de contraer diabetes tipo II por cada dos horas de televisión al día, independientemente de si la persona era deportista o no. Al parecer es tan importante enfocarse en hacer ejercicio como enfocarse en no quedarse sentado durante largos periodos en el día.

Todos podemos encontrar oportunidades para movernos más en nuestra vida diaria, y la evidencia parece recomendarnos que lo hagamos así. Al parecer, usar las escaleras en lugar del elevador, estacionarnos más lejos en el centro comercial, pasear a las mascotas, caminar al escritorio de un compañero en lugar de utilizar su extensión y buscar formas activas de entretenernos y desestresarnos pueden marcar una diferencia.

¿Ya pensaste cómo le vas a hacer para moverte más?

Sobre el autor
Estudié la carrera de Nutrición y Ciencia de los Alimentos en la Universidad Iberoamericana, pero siempre busco aprender más. Desde hace 14 años me dedico a dar asesoría nutricional. Estoy convencida de que la alimentación es la herramienta más poderosa para alcanzar el bienestar y mi mayor satisfacción es ayudar a las personas a ser una mejor versión de sí mismas. @lorenastoopen