Boost de productividad: organizando tu trabajo

| - Laila Abdala 16 septiembre, 2015

boost productividad INT

Vivir en un ambiente dinámico y en constante cambio nos exige no sólo adaptarnos a éste, sino dominar el arte de la organización.

Por Laila Abdala Belmar

La organización es uno de los pilares clave de la productividad, no importa si eres ejecutiva, mamá o freelancer, es indispensable que cuentes con técnicas y estrategias que te permitan distribuir de una manera eficiente tus tiempos, esfuerzos y espacios. No se trata únicamente de aprender a llevar una agenda, la organización va mucho más allá e implica conocer cómo priorizar tus actividades, clasificar tus proyectos y destinar tiempo para la persona más importante: TÚ.

Existen algunas acciones muy simples por las que puedes comenzar a ser más organizada y, con el tiempo, es muy posible que disfrutes de más tranquilidad al saber que tienes tus días bajo mejor control.

1. Checklists
Esta es una manera muy básica pero muy útil para organizar tus actividades del día. Simplemente anota en una hoja de papel todos aquellos pendientes que debes terminar, no importa si es la lista del súper o si son todos los correos y juntas de tu día, tenerlo por escrito ayudará a que tu mente se enfoque en otras cosas en lugar de concentrarse en recordar todo.

2. Limpia tu espacio
En muchas oficinas existe una política llamada clean desk, que significa que no debe haber nada que no sea esencial sobre tu escritorio o espacio de trabajo. Si bien esta iniciativa sirve para que no existan documentos expuestos a terceras personas, uno de sus grandes beneficios es que reduce los distractores a los que tienes acceso. No importa si trabajas desde casa o en un gran corporativo, procura tener en tu escritorio sólo lo que vas a usar durante tu jornada de trabajo y verás que el tiempo te rinde mucho más.

3. Adiós al celular
Es comprensible que no podamos apagar nuestro teléfono celular porque debemos estar siempre localizables, pero procura apagar el consumo de datos o acceso WiFi de tu teléfono. De este modo no recibirás notificaciones de tus incontables grupos de Whatsapp, ni vibrará cada vez que la tía Paty le de like a tu estado de Facebook y evitarás distraerte varias veces en un corto periodo. Este mismo tip aplica para la computadora, si no necesitas acceso a internet para la tarea de ese momento, desactívalo.

4. Agenda un tiempo para ti
Del mismo modo en que calendarizas una junta importante, procura dedicar breaks de 15 minutos por la mañana y por la tarde para ti. No importa si es ir por un café, leer algo que no tenga nada que ver con tu trabajo o salir a caminar, dedica este momento a relajarte antes de retomar tus actividades.

Estos cuatro puntos básicos son tareas que no te quitarán tiempo y te ayudarán a ser más productiva. Recuerda que mantener organizado tu trabajo se traduce en una reducción significativa de tu estrés que te ayudará a mantener una mejor calidad de vida.