Comida artificial vs. comida real

| - Silvana Becerra 6 julio, 2015

silvanabecerra INT  218764894

¿Te has puesto a pensar qué te estás llevando a la boca?

Todos los días escuchamos que la obesidad es cada vez más frecuente entre niños y jóvenes. Actualmente México es el país número uno con este problema. Sumado a esto, es cada vez más común enterarte de personas con enfermedades como diabetes o con alergias a la comida.

Esto ocurre porque hemos hecho a un lado los hábitos saludables y tenemos más tendencia a comprar productos saturados en grasas y conservadores. La diferencia que puede hacer a nuestro cuerpo se nota y se siente.

 

Comida Artificial
Son los alimentos que han sido altamente procesados y modificados con químicos e ingredientes artificiales. Están modificados genéticamente y lo más probable es que contengan elementos ajenos a la comida. Los productos que compramos cada vez son más artificiales y si seguimos por este camino, rara vez podremos llamar “comida” a lo que ingerimos.

La comida chatarra también tiene grandes cantidades calóricas ya que está hecha con ingredientes que solamente aportan grasa y azúcar sin ningún otro valor nutricional a nuestro cuerpo. Por lo general los alimentos que contienen colores muy llamativos y sabores artificiales son los más alejados a su estado natural y los que más pueden perjudicar el cuerpo.

Actualmente hay muchos estudios que dicen que la comida altamente procesada puede traer pocos beneficios a la salud, el problema es que no muchos prestan atención a estas advertencias.

 

Comida Real
La naturaleza es sabia y cada uno de los alimentos que encontramos en ella tienen nutrientes y vitaminas necesarias para el cuerpo humano sin que exista la necesidad de agregarle más.

Siempre es recomendable consumir productos que se encuentran más apegados a su estado natural, es decir que han sido poco modificados, como los llamados alimentos orgánicos.

La comida orgánica es más saludable pues esta técnica agrícola prohíbe el uso rutinario de plaguicidas y herbicidas que con frecuencia pueden presentar un riesgo para la salud. Además, estos alimentos suelen tener menos conservadores y han pasado por una menor cantidad de procesos para llegar a tu mesa.

Al consumir productos naturales se puede apreciar más el sabor y el aroma original, ya que no se les ha agregado ningún químico ni saborizante artificial. Además son más nutritivos porque contienen niveles más altos de vitaminas, minerales esenciales, antioxidantes y proteínas y no han recibido químicos, hormonas ni aditivos sintéticos.

Afortunadamente en México aún podemos encontrar muchos mercados en dónde se venden productos tal y cómo los encontramos en la naturaleza. Siempre que vayas a servir un producto en tu mesa pregúntate qué tanto ha sido modificado por el ser humano.

Escoge siempre frutas y verduras naturales y alimentos simples que no tienen demasiados ingredientes en su preparación. Preocúpate por la calidad de tus alimentos y fíjate de qué están hechos, así verás que es mucho más fácil cuidar tu cuerpo.

 

5 tips que te ayudarán a llevar una alimentación menos artificial:

  • Evita en la medida de lo posible alimentos empacados (sobre todo los que duran semanas enteras sin que les pase nada).
  • Come principalmente alimentos naturales como frutas, verduras, semillas, legumbres y moras.
  • Incorpora en tu dieta grasas saludables como nueces, aguacate, aceite de oliva extra virgen y aceite de coco.
  • Toma agua de frutas hecha por ti en lugar de jugos envasados y artificiales.
  • Elimina alimentos con sabores artificiales.

 

Te queremos acompañar en el camino a tener un cuerpo más saludable ¡No te pierdas el programa completo de InstaFit, inscríbete aquí.