Cómo alimentar correctamente a tu hijo

| - Victoria147 9 noviembre, 2015

alimentacion correcta INT

Un peso sano tiene que ver con la alimentación correcta y actividades físicas de tu hijo. Pero esto no sólo significa un balance alimentario sino hábitos al momento de comer.

 

Por Victoria147

Para los siete u ocho años, tu pequeño ya debe de haber duplicado su tamaño de cuando tenía un año. Esto será gracias a un crecimiento sano y alimentación balanceada. Para lograrlo, ayúdalo con horarios y comida saludable.

Establece horarios para las comidas. Cada niño tiene horarios diferentes y no es necesario que cambies todas sus actividades para cumplir un horario exacto, pero sí asegurare de que sus alimentos sean cada tres o cuatro horas y se incluya desayuno, comida, merienda y cena.

De acuerdo con la Food and Nutrition Board de la Academia de Ciencias Americana una alimentación balanceada para un preescolar, es decir hasta los ocho años, requiere de una ingesta que incluye 15% de proteínas, 30% de grasas y 55% de glúcidos.

Los alimentos adecuados están en los grupos de lácteos, carne huevo, pescados, cereales, legumbres, tubérculos, verduras y frutas. Los niños en esta etapa deben ingerir de 1,200 a 1,800 kilocalorías al día.

Esto significa que tienen una necesidad diaria de 19 gramos de proteínas, 130 gramos de hidratos de carbono, de 25% a 35% de grasas en su alimentación diaria total y 15 gramos de fibra.

¿Cómo seleccionarlas?

Proteínas.
Significan un 15% de su aporte de energía y tiene que obtenerlas en 60% de los animales, es decir carne, pescado, leche, huevos, yoghurt y embutidos. El resto debe ser de origen vegetal como los cereales, legumbres, hortalizas, frutos secos y soya.

Hidratos de carbono y fibra.
Deben ser el 50% de la alimentación del niño y puedes encontrar los hidratos complejos en arroz, pan, pastas, papas y legumbres. Los simples están en el azúcar, mermeladas, miel, frutas y dulces.

Grasas.
Su aporte máximo diario debe ser el 35% de las calorías consumidas y tiene que dividirse en 15% a 18% de grasos monoinsaturados como el aceite de oliva, cacahuates y nueces. La grasa saturada debe ser de 10% máximo en incluye mantequilla, tocino y manteca.

También es importante que pongas atención a las vitaminas que incluyes en su alimentación. Si bien, están en todos los alimentos mencionados, puede que tu pequeño requiera más ingesta de ciertos nutrimentos, como calcio, minerales o hierro.