¿Cómo tomar decisiones importantes?

| - Ricardo Gonzalez 15 octubre, 2015

decisiones importantes

“Para ser verdaderamente visionario, mirar y escuchar, deben llevarse a cabo en cuatro niveles distintos. Ver con los ojos es sólo el comienzo. Cuando vemos y escuchamos plenamente, involucramos el cuerpo, la mente, el corazón y el alma.”, Deepak Chopra.

Por Ricardo González Escobar

Todos los días tomamos miles de decisiones, muchas de ellas de forma inconsciente, como peinarnos y cepillarnos los dientes, pero hay decisiones que son más trascendentales y que tienen un impacto muy importante en nuestra vida, como, qué estudiar en la universidad, qué negocio emprender, con quién asociarnos para establecer una sociedad o qué departamento comprar.

Y la pregunta que te hago es ¿cómo tomas esas decisiones trascendentales? ¿Qué tanto tiempo le dedicas? ¿Qué tipo de análisis realizas? ¿Lo haces por escrito?

Hoy quiero compartir contigo la metodología que propone Deepak Chopra en su libro “El Alma del Liderazgo” donde describe los cuatro niveles de percepción que nos permite ser más visionario, mirar y escuchar al nivel más profundo posible.

El primer nivel es el del Cuerpo.
En este nivel tendrás la oportunidad de observar y reunir la mayor cantidad de información acerca del tema y todas las variables que se puedan tener. Sé muy curioso, haz preguntas poderosas, recibe datos. Habla con gente clave que pueda tener información o experiencia en lo que necesites. Observa qué dice, pon atención en su comunicación verbal y no verbal. Es muy importante recibir la información de manera objetiva y de manera alerta. En resumen: recopila toda la información posible.

El segundo nivel es el de la Mente.
Éste es el momento de analizar, organizar la información, hacer cuadros mentales, tratar de atar cabos sueltos, correlacionar datos, ver el tema desde diferentes perspectivas, detectar lo que no se está diciendo, incluyendo los puntos ciegos. Tomar las diferentes posibilidades de decisión. En resumen: date tiempo para analizar toda la información reunida.

El tercer nivel es el de los Sentimientos.
En este nivel y después de haber analizado con la mente, es el momento de escuchar a tu corazón, cómo se siente con toda esta situación, qué te aconseja hacer. Sería muy conveniente que te tocarás el corazón con una mano y que lo sintieras. ¿Qué te está gritando? Aquí es donde a veces entramos en disyuntivas ya que la mente puede decir “no” pero el corazón dice “sí.” En resumen: date tiempo de poner atención a lo que dice tu corazón.

El cuarto nivel es la Incubación.
Una vez realizadas las etapas anteriores, es momento de dejar reposar todo, quizá después de una noche de descanso o de un fin de semana las cosas se vean de diferente forma. Inclusive cuando menos lo pienses, tendrás la repuesta de lo que debes hacer.

¿Te parece si intentamos seguir estos pasos? Me interesará mucho escucharte y apoyarte a lograr tus objetivos.