Comunícate, cautiva y convence

| - Karlha O 21 diciembre, 2015

comunicate INT

Todos podemos comunicarnos, es parte del ser humano, al igual que comer y dormir, es una necesidad para nosotros.

 

Por Karlha O

Alguna vez te has puesto a pensar ¿por qué con unas personas podemos hablar y hablar sin parar y con otras hasta un «hola» parece forzado? En realidad yo nunca lo había pensado y se lo atribuía a la química, ya saben eso que sentimos cuando las cosas fluyen entre dos personas y nunca había observado que, en realidad, es todo un ritual donde la comunicación no verbal juega un papel importantísimo que muchas veces es subestimada en nuestras relaciones ya sean laborales, familiares o sociales.

La información que nos brinda Gaby Vargas en su libro Comunícate, Cautiva y Convence es muy cierta, ¡no hay que limitarnos! Y eso de dejarle a la química todo el trabajo, nos limita. Cuando al comunicarnos comprendemos por qué el otro es cómo es y quiénes somos, podemos crear puentes entre ambos. Siempre vamos a encontrar gente que ve el mundo de manera distinta a la nuestra y eso es precisamente lo que nos enriquece y nos permite ampliar nuestros horizontes, si sólo conversáramos con personas afines a nosotros ¡qué aburrimiento!

Bien, pues este libro ahonda en este tema como bien lo dice el título, y se enfoca en tres partes: la comunicación no verbal, la verbal y la comunicación con nosotros mismos. A detalle, menciona todo lo que necesitamos saber para tener una comunicación adecuada, para relacionarnos apropiadamente con todo tipo de personas y, claro, con nosotros mismos.

También revela algunos secretos para detectar cuando alguien no es congruente con lo que dice, es decir, nos prepara para detectar si alguien nos miente. Todo con el fin de que aproveches ésta y muchas más herramientas que nos muestra en sus páginas y las pongas en práctica para tu beneficio personal. Aprendiendo a leer a los demás, sabrás cómo comunicarte de la mejor manera posible con ellos.

Las palabras, que para mi eran base en mi comunicación diaria, han quedado relegadas después de leer a Vargas. Ponemos tanta cabeza en ellas, le damos vueltas y vueltas a lo que nos dijo alguien y pensamos “¿qué habrá querido decir en realidad? Si me dijo esto, ¿por qué no siento que sea verdad?”. Descubrí, gracias a este libro, que en realidad tu cuerpo también habla y tus palabras no dicen tanto como el tono que usas para decirlas, incluso tus gestos dicen más que tus palabras. Curioso, ¿no?

Gaby Vargas nos comparte unos cuantos tips, los necesarios para llevar a cabo una comunicación idónea. Y nos recuerda que tanto lo que te digas a ti mismo, como lo que le dices a los demás, con tu cuerpo y tus palabras es súper importante, el cómo lo digas es tan significativo que puede incluso, cambiar tu vida.

Si quieren conocer un poco más de Gaby Vargas y sus libros, les dejo su página web gabyvargas.com en donde podrás leer el primer capítulo sin costo, para que decidas si el libro te va o no te va, yo se los recomiendo ¡nos leemos pronto!