Contrataciones exitosas

| - Victoria147 30 septiembre, 2015

contratacion exitosa INT

Para tener los mejores resultados, hacen falta los mejores elementos. Pata tener a los mejores elementos hay que saber contratar a los mejores empleados.

Por Victoria147

Todas las empresas quieren tener a los mejores empleados del mundo, a aquellos individuos ejemplares que tienen el mejor desempeño y actitud en todo lo que hacen, que impactan de una forma positiva a quienes trabajan con ellos y que dan más resultados de los esperados. La verdad es que por más irreal que suene, esto sí es posible, siempre y cuando el proceso de reclutamiento se lleve a cabo arduamente y con paciencia, para así poder identificar quiénes son los mejores para cada puesto.

A continuación te presentamos cinco características básicas que deberán tener tus contrataciones, ya que garantizarán su máximo desempeño, sin importar el puesto para el cual estén aplicando.

  1. Inteligencia. Se suele pensar que la experiencia es lo más importante, y este es un punto que intimida a muchas personas, particularmente a los jóvenes que no se sienten preparados para realizar el trabajo descrito. Pero resulta que ser inteligente es más importante que ya haber realizado cosas similares a las que se busca en el puesto. Una persona inteligente puede aprender fácilmente un nuevo trabajo y generalmente suele hacerlo mejor que aquellos quienes llevan años repitiendo un mismo proceso en un lugar anterior pues probablemente no funcionaba de la misma manera. La experiencia sí es un plus, pero no hay nada como tener cerebro.
  1. Compromiso. Sin importar el nivel en el que se encuentre o el puesto del que hayan estado a cargo, es básico que tengan los objetivos bien en claro, sean responsables, y más que nada que estén orgullosos de sus logros y de la compañía para la cual trabajarán. Una persona exitosa que logra sobresalir es aquella quien está metida al 100% en lo que hace y lo demuestra con orgullo.
  1. Actitud propositiva. Ser inteligente, trabajar duro y entregar resultados no lo es todo. Un empleado que cuenta con estas tres características es simplemente aquél que más contribuye o que busca formas de hacerlo. Uno verdaderamente valioso demostrará, aparte de esto, sus deseos de ser líder, de proponer nuevas ideas y formas de hacer las cosas que nazcan de él mismo, y será aquél que incluso antes de entrar a la organización tenga iniciativa para ir más allá de los básicos y lo mínimo que se le pida.
  1. Integridad. Esta característica puede ser un poco difícil de distinguir en una entrevista, pero preguntas como ¿cuál ha sido una decisión difícil que tuviste que tomar? o ¿qué dilemas éticos has tenido que enfrentar? pueden ayudar a hacerla sobresalir. Las respuestas deben ser sólidas y demostrar un proceso de toma de decisiones, no algo que se trató nada más por encima.
  1. Trabajo en equipo. La colaboración es básica dentro de las empresas y un empleado deberá sentirse orgulloso no sólo de su parte del trabajo o de su desempeño, sino también del de las demás personas que formen parte de su equipo. Para él es importante ayudar a los otros a cumplir con lo que deben hacer y no sólo realizar su parte y tratar de destacar de esa forma, debe estar interesado en el trabajo de los otros incluso más que en el de él mismo, ya que si todos hacen bien su parte, la suma beneficiará a la empresa. Un forma de ayudar es proporcionar información que considere valiosa para el equipo.

Encontrar a las personas ideales no es un proceso sencillo, pero sí posible. Por ello debes de tomarte tu tiempo para las entrevistas y para analizar a cada uno de los candidatos, teniendo siempre en mente cuál es el trabajo que se les pedirá realizar y cuál es el objetivo final de la empresa para ver si ayudarán a cumplirlo.