Crece a través de inversionistas

| - Victoria147 29 junio, 2015

inversioistas INT

En México el 19% del total de los emprendedores son mujeres, según los expertos este número no crece debido a dos posibles razones: la primera es que ellas prefieren financiarse de manera inicial a través de recursos propios o de amigos, la segunda es debido al desconocimiento del acceso al financiamiento formal como bancos o capital semilla privado.

“Sólo el ocho por ciento de las empresas utilizan financiamiento bancario, el resto consigue recursos a través de préstamos de familiares y amigos (31%), otros proveedores (33%) y otros medios/prestamistas (27%)”

Dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu emprendimiento, es la probabilidad de conseguir financiamiento a través de bancos, ya que muchas veces éstos piden cierta consolidación para asegurar los pagos. Sin embargo, además de estas entidades, existen instituciones de gobierno que pueden apoyarte y fondos de capital semilla o inversionistas ángeles que pueden invertir en ti, ya sea para iniciar con tu emprendimiento o hacerlo crecer.

Los ángeles inversionistas son personas que pueden estar integrados en clubes de inversionistas, o bien, invertir de manera individual. Ellos buscan emprendimientos e ideas de negocio que cuenten con potencial para invertir su capital. En otras palabras, buscan que tu negocio se vuelva exitoso para que le dé altos rendimientos en términos de utilidades y cuando decida vender su participación.

Para tener acceso a ellos puedes recurrir a organizaciones que facilitan el acceso de las emprendedoras al capital de los inversionistas o a gente que pudiera invertir en tu negocio. Pero cuidado, no puedes llegar a ellos sin estar preparada y creyendo que todos estarán dispuestos a invertir en tu empresa. Un tip es conocerlo más, saber cómo ha actuado en sus negocios, en qué otras empresas ha invertido e inclusive datos personales como gustos y preferencias, pues quizá puedas hacer click con un argumento así para enamorarlo de tu negocio.

Contar con un inversionista ángel te dará más que capital monetario, ya que ellos se involucran en el desarrollo de tu empresa aportando consejos, experiencia y contactos de negocio. Finalmente, lo que ellos buscan es recuperar su inversión y no dejarán que desvíes tu rumbo.

“Los inversionistas no buscan apropiarse de tu negocio, lo que pretenden es asegurarse que tu empresa llegue a buenos términos antes de que se retiren. Es por esto que por lo general ponen las reglas de operación”.

 

Perfil inversionista
Una vez que has definido que la solución para hacer crecer tu empresa o bien iniciar con tu emprendimiento es tener un inversionista, es importante que conozcas un poco quiénes son ellos. A continuación proponemos las características esenciales que hemos encontrado, sin embargo no es una regla de oro.

  • Utilizan fondos propios por lo que antes de decidir en dónde invertirán, evalúan profundamente tu emprendimiento, te cuestionarán sobre tu plan de negocio, tu equipo de trabajo e inclusive sobre tus pasiones. Generalmente están dispuestos a invertir entre el 5% y 10% de su portafolio de activos.
  • Son personas activas, es decir, se involucra en la toma de decisiones como consejero de la empresa. Esta característica es un valor agregado y tú debes aprovecharlo para que funja como un asesor que te ayudará a tomar mejores decisiones y no de manera negativa como algunas veces sucede.
  • Cuenta con contactos importantes que pueden apoyarte a proyectar tu empresa al éxito.
  • Como son personas involucradas en muchos proyectos es importante que mantengas su interés en tu empresa, para ello ten una relación estrecha con él, entiende sus necesidades y no pierdas el rumbo de tu negocio.

 

“Enamóralo”
Por el tiempo limitado del inversionista, si ya tienes una reunión con uno o varios, debes de ir bien preparada para cautivar su atención en pocos minutos y se decidan invertir en tu emprendimiento.

Presenta un plan de negocios sólido, en donde dejes en claro cuál es el potencial de tu emprendimiento y cómo planeas alcanzar las metas en un futuro no mayor a cinco años. Debe contener toda la información sobre tu negocio, las características de tu producto o servicio y por qué se diferencia, la proyección financiera, el mercado objetivo.

Como tip, los inversionistas además de tomar en cuenta la viabilidad y rentabilidad del proyecto, se fijan mucho en la actitud del emprendedor. Que sean abiertos a comentarios, flexibles al negociar, sean visionarios, cuenten con experiencia laboral y pasión por su emprendimiento. También el equipo que estará dirigiendo la empresa tiene mucho valor para su toma de decisión.

Como emprendedoras solemos tener dos emprendimientos o ideas a la vez. Lo recomendable es que al momento de estar presentando tu proyecto te enfoques en tu negocio principal, eso te dará foco y reflejarás seriedad en tu presentación.

Investiga a fondo tu mercado, cómo funciona, sus gustos, características, hábitos de consumo, etc. Seguramente el inversionista querrá saber datos específicos sobre el negocio pero en caso de no tener la información a la mano, no inventes respuestas, es mejor decirle que en ese momento no cuentas con la información, pero lo investigarás y proporcionarás a la brevedad.

Finalmente, nadie mejor que tú conoce tu negocio, ni nadie tendrá ese amor por éste así que transmite esa pasión a la hora de presentarlo, sé tú misma y cuida hasta el más mínimo detalle.