Cuenta una historia

| - Victoria147 21 diciembre, 2015

cuenta una historia INT

 

Por Lorena Vázquez, Loly in the sky

Como emprendedora, sobre todo al principio, hay que hacerla de todo y con tanto por hacer, muchas veces no nos detenemos a pensar en nosotras mismas y en nuestra empresa como una marca. Mucho menos pensamos cuál es la historia que cuenta nuestra empresa y cuál es su motor.

Hay de dos sopas, contar la historia como tú quieres o dejar que la historia te cuente a ti. Para tomar las riendas de la historia de tu empresa tienes que saber cuál es su razón de ser y ser capaz de transmitir ¿cuál es tu propósito?, ¿qué es importante para ti?, ¿qué te hace diferente de la competencia?, ¿cómo haces mejor la vida de las personas?

Responder a estas preguntas te va a ayudar a entender qué es lo que hace a tu empresa diferente y única, cuál es su núcleo emocional. Este núcleo emocional es lo que haces para mejorar la vida de la gente, más allá de sólo venderles un producto o servicio.

La historia de tu marca tiene que resonar con la gente en un nivel que va más allá de las características y beneficios de tus productos o servicios, tiene que venir del corazón para hacer una conexión emocional con tus clientes. Tienes que crear algo de lo que quieran ser parte.

Cuando las cosas se hacen de corazón y se sabe transmitirlo, pasa de ser genérico a ser personal para nuestros colaboradores y clientes. A mí me queda muy claro que la capacidad de tener éxito como empresa no se trata de lo que vendes, se trata de lo que crees. Y esto es lo que debe impulsar todo lo que haces y debe estar impreso hasta en el más mínimo detalle. El núcleo emocional de tu empresa le da un propósito que va más allá de hacer dinero.

Todos sabemos que el camino como emprendedora tiene altas y muchas bajas. Trabajas más duro de lo que pensabas que era posible, aprendes a vivir con mucho estrés, fuera de tu zona de confort y esto es emocionalmente agotador. Pero en los momentos más difíciles, que no son pocos, tener claro cómo haces una diferencia en la vida de los demás es lo que te da fuerza para seguir. Es el pegamento que mantiene unido a todo el equipo a medida que crece. Tus colaboradores a todos los niveles deben saber que el corazón de lo que hacen importa y hace una diferencia.

Las modas van y vienen igual que el dinero. Pero cuando en el camino conscientemente haces sentir especiales y felices a otras personas y haces que su vida sea mejor. “Lo bailado” nadie te lo puede quitar.