Cumplir las promesas

| - Sandrine Dupriez 8 febrero, 2016

cumple promesa int

Uno de los principales errores al momento de poner una empresa de servicios es aceptar más proyectos de los que puedes ejecutar. Aprende a decir No.

Por Sandrine Dupriez

Ser una empresaria comprometida y dedicada no significa aceptar todos los encargos y trabajos que tus clientes y socios te proponen o te imponen. Ser una persona dedicada significa también aprender a decir “No”, especialmente si decir “Sí” implica comprometer tu tiempo, tu energía y tus recursos.

Tendrás que aprender a respetar el siguiente principio:

Es correcto decir “No”.
No es correcto decir “Sí y no cumplirlo.

Para eso existen algunas recomendaciones:

  • No hagas falsas promesas a tus clientes, quizá logres darles la sensación de que los estás halagando, pero esta ganancia será de corto plazo, después desconfiarían completamente de ti.
  • No se trata de mostrarte simpática y decir que sí cada vez que un cliente o un socio te pide hacer algo, ser una empresaria comprometida es saber decir no cuando no te sientes capaz de realizar las tareas al nivel de calidad exigido y en los tiempos acordados.
  • Asegurarte que podrás realizar todas las tareas y los trabajos a los cuales te comprometiste, aún si representa un enorme esfuerzo.
  • Sé capaz de tomar la iniciativa y proponer una nueva discusión constructiva sobre las prioridades de tu cliente, cuando el tiempo y/o los recursos son escasos.
  • Busca el equilibrio entre lo que es posible con un esfuerzo realista y bien planeado, sin ponerte ante la obligación de sacrificar valores esenciales para ti.

Con tus empleados, deberás:

  • Informarte de las cargas de trabajo de cada uno, de tal forma que no les impongas más trabajo de lo que puedan realizar.
  • Estar vigilando cuando a uno le sobra capacidad; a la mayoría de los empleados les gusta dar la impresión de hacer creer que están muy ocupados, no obstante, unos lo están más que otros.
  • Ayudarlos a fijar prioridades, de modo que cumplan con sus promesas hacía ti.
  • Desarrollar sus capacidades para que puedan apoyarse entre sí y ser más polivalentes.