De líder a LÍDER

| - Griselda Hernández 19 febrero, 2015

delider-INT_227270773

 

Conviértete en el líder que tu empresa necesita cuando llega el momento de la verdad: el crecimiento.

 

CRECER es uno de los principales objetivos de un negocio, va siempre acompañado de incertidumbre, miedo y emoción. Es un indicador que determina el rumbo y el futuro del negocio a corto y mediano plazo, es el pulso del negocio y como tal, se tiene que aprender a interpretar y a equilibrar.

El descontrol de este crecimiento es uno de los principales motivos por los que una empresa puede permanecer o desaparecer. No existe una fórmula mágica para medirlo, pero hay ciertos aspectos importantes que debemos tomar en consideración, de lo contrario, la planeación del mismo se pone en riesgo y por ende el futuro del negocio.

El crecimiento impacta en tres aspectos clave: el cliente, las finanzas y el talento. Si el nivel de servicio baja, la satisfacción del cliente será afectada. En lo financiero, se tendrá que invertir en mejores y mayores recursos. En el aspecto del talento, los distintos intereses derivados de la convivencia generacional que impone barreras a los miembros de las organizaciones.

¿Suena aterrador? No te dejes llevar y enfócate en desarrollar cada una de las áreas pero sobre todo aprende a escuchar a tu personal para atender a cada uno de ellos y no perder el control. Te podría decir que tu liderazgo es fundamental para fortalecer a tu equipo, pero también tú, emprendedora, necesitas hacer una autoevaluación y considerar los siguientes puntos para enfocarte y analizar tus capacidades y habilidades:

 

Como persona, ¿de qué manera aporto a mi negocio y como consecuencia a mi equipo?
Debes tener la capacidad de conocerte y dominarte, desarrollar habilidades intelectuales para relacionarte con clientes, proveedores y el talento, lo que te permitirá tener conocimiento de todas las áreas de tu empresa aunque no seas el experto.

 

Como persona y equipo, ¿qué barreras debemos eliminar?
Y posteriormente, analiza los siguientes puntos para ser claro en tu estrategia de negocio:

  • Sensación de propiedad, cultura de competencia interna, prioridades diferentes y no alineadas, mantener todo confidencial, objetivos divididos y no claros, cuellos de botella, ego y demasiada seriedad son ejemplos de aspectos negativos que deberás desaparecer para aminorar cualquier obstáculo que impida un clima laboral sano y óptimo.
  • Liderazgo efectivo: ser capaz de motivar a potencializar las habilidades de cada miembro y del equipo en conjunto.
  • Estructura y límites: fijar el tamaño y responsabilidades del equipo, establecer procedimientos y especificar normas morales y de conducta.
  • Definir claramente objetivos y roles, haciendo sinergias entre los equipos.
  • Establecer una visión y misión común que genere compromisos.
  • Desarrollar el talento.

 

Recuerda que 63% de los empleados afirman que sus líderes tienen un impacto significativo en el nivel de satisfacción y compromiso, por lo tanto, es vital inspirarlos y ser humildes para que tus valores permeen en toda la organización y HACER QUE LAS COSAS PASEN.