Decisiones que te cambian

| - Tea Master Olivia Medina de Jönsson 25 enero, 2016

Nuevo Eruo te by 2 tonos copia

Por Tea Master Olivia Medina

Es un hecho que nuestra vida gira en torno a las decisiones que tomamos todo el tiempo, algunas tan simples como ¿qué me pongo? ¿qué camino tomo? ¿qué como? y una interminable lista de qués, cómos y cuándos que tomamos diariamente y a las que no les hacemos mucho caso porque pensamos que no impactan nuestra vida.

Hay otras decisiones más pensadas que tomamos sin saber que cambiarán por completo nuestra vida, en mi caso:

No casarme a los 16 años, escribirle a un desconocido en Suecia (con el firme propósito de entablar una amistad y con quien terminé casada dos años después), iniciar un emprendimiento con un producto que ni yo conocía bien.

Ahora, ya siendo emprendedora vienen muchas decisiones de tu negocio que a veces son un dolor de cabeza, ¿Lo(a) contrato? ¿Cuánto le pago? ¿Qué precio doy? ¿Lo pongo en oferta? ¿Contrato ese anuncio? ¿Me conviene ese trato? ¿Entro a tal o cual venta? En fin, un montón de decisiones diarias que pueden afectar en gran medida nuestro negocio, Les confieso que a veces me harto de tanto decidir y me dan ganas de mandar todo a volar.

¿Qué me ha funcionado?

1) Escuchar a mi socio (en el negocio y en la vida) que me entiende, que está aquí mismo y que a la vez tiene otra perspectiva, primero por ser de Marte (jaja) y luego por ser nórdico.

2) Tener la mayor información posible, aunque a veces es imposible y si te esperas a tener todos “los hilitos en la mano” pues ¡la oportunidad se te va! En esos casos yo confío en mi instinto, en mi Pepe Grillo interior y espero lo mejor, no siempre ha resultado, pero también de esas decisiones erróneas he aprendido.

3) Contar con expertos que te den su punto de vista, este último punto lo descubrí hace apenas dos años cuando tome la acertada decisión (una vez más, ¡decisiones!!) de integrarme a la red de emprendedoras de Victoria147.

Euro-te

Y de este último punto quiero contarles un poco más.

Hace poco Ana Victoria me invitó a un panel con otras emprendedoras y al preguntarnos cuál había sido la decisión más acertada que habíamos tomado en nuestro negocio, pensé la respuesta unos segundos, se me ocurrieron muchas cosas, sobre todo de los cambios que hemos tenido en EuroTe últimamente y ¿que teníamos todas en común? ¡Claro, entrar a Victoria147!

¡Zas, ahí estaba la respuesta!, esa fue la decisión más importante para mi negocio, y ¿cómo llegue a eso?

Pues hace unos cuatro años me contactaron de Endeavor y me gustó la idea (aunque la verdad no entendía muy bien cómo funcionaban) comencé el proceso de selección y tuve tres entrevistas con mentores y en la tercera fue donde vi que eso no era para mi. El mentor me preguntó ¿qué quería hacer? y como le di como tres respuestas y al final un “no sé muy bien”, concluyó que hasta que no tuviera más claro cuál era el siguiente paso para mi empresa, no podría entrar a la asociación, ¡Según yo, ellos me ayudarían a tomar esa decisión!, ¿Por dónde quería llevar a mi empresa? ¿Cuál de todos los proyectos me convenían más y cómo hacerlos?

Ahora sé que su decisión de no aceptarme me dio la oportunidad de entrar a Victoria147.

Cuando Ana Victoria me contactó (años después de mi desventura con Endeavor), me explicó claramente cómo trabajan, el plan A, el break, las mentorías extras. En fin, me encantó que fuera sólo de mujeres (y que participaran fellows hombres, también) que no sólo fuera para puro trabajo, sino también algo social y sobre todo que la liderara esta chica fenomenal, tan segura de sí misma, tan joven y a la vez tan sabia y que ella, o alguien de su gran equipo, te acompañe en todo el proceso.

Mi empresa ha evolucionado, yo he crecido, me encanta rodearme de chavas jóvenes con ideas frescas y un ímpetu imparable, también contar con amigas de mi edad, con los mismos retos y forma de pensar y sobre todo contar con mi Fellow de plan A (a quien por cierto, no pienso soltar el próximo año, jaja) y con todos los demás que me han dado su tiempo y su consejo desinteresado en un mundo en que todo se cobra.

Así que no tardes más, ¡decídete y cambia tu vida!