Desempeño laboral: que tus números no se vayan a rojo

| - Victoria147 8 enero, 2015

Desempenolaboral-INT_220471987

El desempeño de una empresa está relacionado directamente con algunos factores básicos ligados al cumplimiento del trabajo o de objetivos y la productividad de cada uno de los empleados, además de ejecución de una tarea. Por esto es muy importante que los colaboradores entiendan cuáles son las funciones o tareas específicas que deben realizar, cuáles son los procedimientos y normas que deben seguir y las políticas que se deben respetar.

Ya sea que tengas personas a tu cargo o seas parte de un equipo, debes demostrar un buen desempeño. La creencia general es que el desempeño se mide numéricamente, lo cual puede causar inquietudes e incongruencias, además de posibles rencillas, estrés y competencia interna innecesaria. A la larga esto puede afectar anímicamente a los miembros del equipo y en consecuencia al resultado final.

Algunos factores que pueden evitar un panorama negativo y ser conductos para un mejor ambiente laboral son:

Motivación – los colaboradores no sólo necesitan del dinero, existen otros incentivos que pueden ayudar al mejor cumplimiento de las tareas asignadas como días de trabajo en casa, flexibilidad de horarios, descuentos en tiendas o sitios recreativos y medias jornadas entre otras cosas.

Ambiente de trabajo – sentirse cómodo es básico para poder desempeñar un trabajo efectivo. Asegúrate que tus colaboradores se sientan libres de expresarse y dejar una huella personal en la oficina, una solución sencilla es permitirles decorar a su gusto su espacio de trabajo.

Establecimiento de objetivos – los objetivos deben ser planteados claramente, tener límites de tiempo y ser medibles. En caso de presentar un desafío al empleado, también deberá ser una meta viable o tener varias alternativas para solucionar la necesidad.

Reconocimiento del trabajo – es normal que las personas se desmotiven si no se les reconoce, por lo que expresar públicamente que un empleado u otro está haciendo bien las cosas será una forma efectiva y gratuita de premiar a ese colaborador y agregar valor a la conexión emocional que éste tiene con la empresa.

Participación – es muy diferente dar órdenes a involucrar a las personas. Permitirles opinar se traduce en confianza y sentimiento de pertenencia, también ayuda a mejorar errores y da oportunidad de hacer modificaciones benéficas para toda la organización.

Formación y desarrollo profesional – un trabajador que tiene crecimiento, también tiene autoestima, es productivo y está satisfecho con su trabajo. Los empleados de una empresa están buscando el desarrollo de plan de carrera profesional para crecer y generar riqueza.

 

Como líder de tu organización es importante que conozcas a tu gente, desde su nombre hasta sus actitudes, su forma de ser y relacionarse. Conocer a tu gente ayudará a que tus números siempre estén en negro pues te permitirá saber cómo es que afectan estos factores en su desempeño y cómo solucionar un problema de productividad en cada caso.

No olvides autodiagnosticarte y conocer qué te impulsa ya que eres quien dirige al equipo y deberás evitar caer en desmotivaciones propias y hacia los demás. Contagia tus ganas de ir hacia adelante.