La necesidad del ejercicio prenatal

| - Carmen Ortega 5 noviembre, 2015

ejercicio prenatal INT

 

 

Asistir a clases que preparen tu cuerpo y mente para el parto traerá beneficios físicos para ti y tu bebé, convirtiéndolo en una experiencia disfrutable.

Por Carmen Ortega

El embarazo es una etapa en la que cada día debemos adaptarnos a cambios y ajustes que nuestro cuerpo experimenta. Si este es tu segundo o tercer embarazo, tal vez ya no sientas la necesidad de asistir a clases prenatales cómo con tu primer bebé, o tal vez tu hijo mayor absorba la mayor parte de tu tiempo y te sea difícil encontrar la hora para poder asistir. Sin embargo, los beneficios que recibirán tanto tú como tu nuevo bebé al asistir a clases de ejercicios especiales para el embarazo son muchos y muy importantes, aquí te mencionamos algunos de ellos:

  • Fortalecer y tonificar tus músculos te ayudará a sentirte con mayor control de tu cuerpo a medida que avanza el embarazo.
  • Tu cuerpo podrá trabajar mas eficientemente y adaptarse a los cambios que el embarazo presenta.
  • Los ejercicios de estiramientos y flexibilidad te ayudarán a aliviar o disminuir molestias de la espalda y pelvis principalmente.
  • Al hacer ejercicio produces endorfinas que te ayudarán a sentirte más positiva y con mayor energía al realizar todas las tareas diarias.
  • Un ratito a solas te ayudará a sentir mayor conexión con tu bebé, ya que durante las clases se practican técnicas para fortalecer su vínculo afectivo.
  • Experimentar un tiempo especial para ti y tu bebé te ayudará a sentir que puedes dedicar tiempo y calidad a tus dos hijos. Éste será un sentimiento que tendrás que enfrentar una vez que tu bebé nazca.
  • El ejercicio durante el embarazo te ayudará a recuperarte más rápido después del nacimiento.

La combinación de un ejercicio aeróbico como caminar o nadar durante 30 minutos tres veces por semana, la práctica de ejercicios de flexibilidad y fortalecimiento impartidas por personal capacitado en embarazo, por lo menos dos veces por semana, además de practicar los ejercicios de Kegel y la relajación, todos los días, te ayudarán a sentirte llena de energía y mantener un embarazo saludable.