El Principito: el libro que todos debemos releer.

| - Karlha O 30 noviembre, 2015

el principito iNT

Un clásico que tal vez leíste de pequeño pero que ahora te sorprenderá mucho más. ¡Date la oportunidad!

Por Karlha Ochoa

Si eres de los que ya leyeron El Principito, te invito a que descubras qué tanto ha girado tu percepción sobre las cosas. Léelo de nuevo y créeme, te asombrarás sin importar si ha pasado un año, ocho meses o un lustro desde que lo leíste por última vez. Pero si aún no lo has leído, nunca es tarde para comenzar. Como dice Gini Dietrich: “Sin la ficción, tus ruedas creativas se quedarán atascadas”.

El Principito es de los favoritos de muchas personas alrededor del mundo, incluyéndome. Este pequeño libro, nos cuenta la historia de un piloto que queda varado en medio del Sahara por una descompostura en su avión, allí conoce a un pequeño príncipe proveniente de otro planeta. Este personaje le enseña cosas como la capacidad de ver más allá de sí mismo, a preocuparse por los demás y el valor de hacer buenas preguntas para encontrar grandes respuestas. Sin duda, te dejará reflexionando sobre el mundo en el que vivimos; en donde los adultos son tan cuadrados mientras que el de los niños no tiene fronteras.

Siempre me pasa que al leerlo de nuevo, es como si lo hiciera por primera vez, encontrando incesantemente nuevos sentidos a sus frases. Cada vez más profundo, lleno de enseñanzas y reflexiones que te acompañan en cada etapa de la vida, con cada lectura encontrarán una historia diferente y es que sus líneas se interpretan según tu estado de ánimo, según tus prioridades, según tus añoranzas, tus tristezas.

Todo el libro es una invitación al pensamiento creativo, clave para los emprendedores. La maravilla de este libro es su simplicidad, su sencillez. ¿Cómo algo tan básico hace dar tantas vueltas a tu imaginación? Al leerlo vas a reaprender un poco de la sabiduría de los niños, esa que vamos perdiendo al crecer, que hace que nos imaginemos barreras donde no las hay y límites que nos van cercando el paso.

Se ha esparcido la idea de que El Principito es un libro infantil, ¿me dejan que les diga la verdad? ¡No lo es! Es un libro para el niño interior, profundo, intensamente conmovedor, que habla del sentido de la vida, la soledad, el amor y la pérdida.

Cuando lo leas, no tomes las cosas literales. Como dice uno de los secretos de este libro, “No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”.