Emprendedora de la semana: Lourdes Ibáñez

| - Victoria147 10 octubre, 2016

club-lia

Conoce a Lourdes Ibáñez una apasionada de la educación y la tecnología.

Por Victoria147

Lourdes Ibáñez es creadora de los contenidos  del  Programa educativo Lia y fundadora de Club Lia, que suma hoy varias plataformas educativas usadas actualmente por más de 10 mil alumnos.

Con más de 15 años de experiencia en tecnología y educación, Lourdes ha sido consejera de la CANIETI,  del Cluster de T.I. de Baja California, de Mujer Pyme Internacional, es miembro de STEM Alliance en San Diego y ex alumna del programa de Líderes Internacionales en Estados Unidos  (IVLP). Ha sido desarrolladora de software,  consultora, capacitadora y fue considerada Caso de Éxito en el movimiento Tijuana Innovadora 2012.

Como emprendedora  participó en TechBA en Silicon Valley, experiencia que sumó como socios a los fundadores de la incubadora de alto impacto Mind Hub y así lanzar la actual versión de Club lia en 2013. Ha sido seleccionada por varios programas en México y Estados Unidos como empresa con potencial global.

Club Lia es una empresa que ofrece un ecosistema digital para el aprendizaje. Desarrolla tecnología y servicios educativos para alumnos de preescolar y primaria, promueve  el desarrollo de  habilidades requeridas para el siglo 21 y fortalece los contenidos oficiales de la SEP. Cuenta con varias plataformas que propician una cultura digital  por medio del juego como recurso para el aprendizaje.

Si quieres conocer más sobre Lourdes, emprendedora de la novena generación de Victoria147 no te pierdas la siguiente entrevista:

1. ¿Qué te motivó a emprender tu negocio?

Siempre supe que quería ser independiente y tener mi negocio, desde que trabajaba y estudiaba armaba y vendía computadoras a mis compañeros de trabajo, me las pagaban por quincena como tandas y yo se las entregaba a domicilio. Siempre he sido muy inquieta, movida, me gusta aprender y cuando algo me entusiasma, no lo dejo ir. Empecé pronto, aunque tuve algunos fracasos antes de Club Lia, claro.

2. ¿Cómo surgió tu idea de negocio? 

Desde siempre amo la educación, era mi pasión no realizada, soy una”maestra de closet”, pero estaba segura de que quería con combinarlo con otra de mis pasiones: ¡La tecnología! Soñaba que las cosas podían ser diferentes. Además vivía de cerca el tema de necesitar más estudiantes para las ingenierías, pero había muy poca información, cero cultura digital y empresarios resistentes a usar tecnología…sabía que se tenía que empezar en etapas más tempranas. Y entonces, encontré un “wow moment” en el que me hizo sentido juntar mis dos pasiones, cambiar las reglas y de paso trabajar en mi meta a largo plazo. ¡Muy largo plazo! (ahora sé por qué nadie lo había hecho antes). No ha sido fácil, ni rápido, pero sí muy enriquecedor.

3. ¿Cuál es tu sello distintivo en el mercado?

Sin duda, la pasión. Nuestros clientes son muy leales tenemos un alto índice de fidelidad y relaciones de largo plazo, porque trabajamos juntos por una meta en común: Los niños y su potencial. Vemos a los maestros y padres como aliados más que clientes para trabajar con lo mejor que tenemos, que es formar niños lo suficientemente preparados para competir en el Siglo XXI y con las circunstancias actuales. Sin duda, el elemento innovador está presente también y es indispensable.

4. ¿Cuál ha sido su mayor reto y satisfacción como emprendedora?

Muchísimas más satisfacciones, ha sido un camino muy emocionante. Una satisfacción enorme es que los niños  amen a Lalo y Lia, los personajes centrales, que nos reciban emocionados, que nos agradezcan por un nuevo juego, o verlos disfrutar jugando algo que tu ideaste, no tiene precio. También el trabajar con maestros antes negados a usar tecnología y ver su cambio, su evolución, su emoción, compartir algo que no conocían y hacer más fácil y emocionante su trabajo o más emocionante, es lo máximo. Retos hay millones. Necesitas hacer lo que amas para que valga la pena, sin duda. Hay muchas caídas en el camino, el punto es levantarte de todas, no perder de vista la meta. Entre mis principales retos hubo pésimas decisiones que en su momento me costaron mucho dinero, pero siempre regresaba a la visión y a lo que me movió a empezar.

El poder abrir Club Lía en una nueva Ciudad donde no teníamos presencia antes, siempre es un logro. Cada venta, cada escuela, cada alumno es un logro.

Aplaudimos y festejamos a cada niño que se registra. Cada uno es una posibilidad de impacto. Ellos son nuestro enfoque. Los reconocimientos y premios en el camino, afortunadamente ayudan a crecer y a traer nuevas oportunidades, pero los logros son con nuestros alumnos y maestros. Ser reconocidos como el mejor amigo para los niños, eso si vale la pena. La herramienta que los maestros si quieren usar, eso es lo que vale.

5. ¿En qué te ha ayudado Victoria147 en tu emprendimiento?

Ahorita estoy muy emocionada con lo que viene. El poder contar con experiencias aterrizadas con mentores que se sientan contigo a apoyar tu crecimiento es invaluable, el cuestionarte cómo tomas las decisiones, revisar contigo tus números y hacerte ver cosas que ya no veías, para llegar a estrategias correctas… además, del apoyo entre las mismas colegas, compartir entre mujeres a veces problemas comunes, es muy valioso.

Tip para las mujeres que quieren emprender:

¡Háganlo, pero háganlo bien! ¡Déjense apoyar! Hay muchos apoyos, no hay necesidad de batallar solas.

Fallen rápido. El tiempo es un recurso irrecuperable, planeen, pero no pierdan tiempo. No asuman, validen. Hay miles de personas con la misma idea que tu hoy. Ejecuta. 

 Y  jamás pierdan de vista sus números, los números ¡lo son todo! No los dejes de tener al día.

Si quieres saber más sobre Club Lia visita su Página Oficial, muro de Facebook o síguelas vía Twitter en @clublia.

¿Quieres emprender? Únete a Victoria147 y conoce nuestros programas dirigidos a mujeres ejecutivas y emprendedoras, mándanos un mail a contacto@victoria147.org ¡queremos saber de ti!