Emprendimiento en la sangre

| - Victoria147 30 diciembre, 2015

arturo-y-veronica-zorrilla

Continuar una empresa familiar es un reto, pero hacerlo en un área innovadora y poco conocida, es mucho mayor.

Por Victoria147

Muzak está en México desde hace 50 años. El papá de Verónica Zorrilla tomó un riesgo y abrió en el país un concepto completamente diferente a lo que se había visto antes, música para espacios de oficina o tiendas departamentales.

“Algunos de sus amigos se reían y le decían que la música no se podía vender”, comenta Zorrilla, pero el emprendedor conocía estudios que comprobaban el efecto de la música en las personas y la productividad. Convencido de que era un negocio innovador y rentable, poco a poco entró en distintos espacios, convenciendo a la gente que había una mejor opción a poner el mismo disco una y otra vez mientras tus empleados trabajan o tus clientes compran.

El trabajo de sucesión empezó mucho antes que el señor Zorrilla pensara en tener una empresa propia. Como padre, él decidió darle una formación complete pero austera a su hija y Verónica creció con todo lo que necesitaba, pero no todo lo que quería.

Para comprar cosas fuera del presupuesto, ella tenía que buscar sus propios medios para ganar dinero y siempre encontraba algo que vender. Parecía estar escrito en el destino de la emprendedora de segunda generación que se dedicaría al marketing sensorial, ya que uno de sus micro negocios fue la venta de imitaciones de perfume.

Años más tarde, supo lo importante que son los aromas para las personas y cómo impactan en el estado de ánimo, igual que la música. Fue entonces cuando sumó sus ideas innovadoras a la empresa que hoy es Pro Akustics, una firma de arquitectura sensorial que mejora la experiencia de clientes en los espacios a través de los sentidos auditivo, visual y aromático.

Como servicio integral, también hacen diseños acústicos y de video en donde proyectan, diseñan e instalan sistemas de audio y video utilizando modernos sistemas de control que permiten a los usuarios eficientar sus operaciones ya que con el control pueden toma decisiones a distancia o desde sus computadoras, tabletas o teléfonos inteligentes.

Al encabezar la empresa que su padre formó, Verónica se encuentra con muchas disyuntivas, desde la innovación hasta la operación. Más adelante, su objetivo como emprendedora es seguir los pasos de su padre y dejar la empresa en manos de alguien más para poder concentrarse en la planeación estratégica, en los productos y sus innovaciones. Y tal vez, como todos los emprendedores seriales, buscar nuevos negocios para desarrollar.

Foto interior: installmagazine