Entrevista de trabajo y lenguaje corporal

| - Victoria147 19 enero, 2015

MEJ_Entrevista ejecutiva-INT_132759020

 

Ya sea que vayas a realizar una entrevista a algún candidato o seas tú la entrevistada, toma en cuenta estos elementos del lenguaje no verbal que dicen mucho sobre tu personalidad.

Mirada.
Una persona segura de sí misma y extrovertida no tendrá problema manteniendo la mirada en los ojos del otro, en cambio alguien que no puede mirar a los ojos o que evade la mirada denota inquietud, tensión y nerviosismo.

Voz.
El ritmo de la voz acelerado puede ser indicador de entusiasmo, un ritmo quebrado habla de alguien inseguro y que no soporta el trabajo bajo presión.

Postura.
Cruzar los brazos y entrelazar las piernas es sinónimo de estar cerrado, en cambio los pies sobre el piso significan seguridad. El estar sentado muy recargado hacia atrás demuestra falta de interés y muy hacia delante intranquilidad.

Movimientos corporales.
Las personas que no hacen muchos ademanes o que son muy cautelosas suelen estar preocupadas o dudosas, las que hacen movimientos bruscos y desmedidos denotan nerviosismo y aburrimiento lo que pueden ser un distractor. Por otra parte, los mentirosos normalmente no refuerzan sus palabras con gestos.

 

Para tu consideración
Puedes seguir los siguientes consejos que te ayudarán a proyectar una imagen positiva y confianza en ti misma y evitarán mostrar tus nervios, que son completamente naturales:

  1. Lo más importante es que desde días antes estés preparada y lista para “venderte”. Puedes pedirle a alguien cercano a ti que te haga preguntas que podrían hacerte en la entrevista como ¿por qué crees que serías buena para este trabajo? o ¿cuáles son tus principales fortalezas y debilidades? También recuerda hacer una investigación sobre el lugar donde estás solicitando.
  2. Conócete y usa tu experiencia de entrevistas anteriores para que puedas anticiparte a cualquier situación. Si sabes qué es lo que te pone nerviosa, podrás atacarlo de una mejor manera.
  3. Sal con tiempo para prever cualquier imprevisto y para que llegues antes de la hora en la que te citaron. Esto te permitirá relajarte, pensar y tranquilizarte. Respira profunda y lentamente.
  4. Asegúrate de usar ropa cómoda que te haga sentir segura y demuestre la importancia y seriedad que tiene para ti el ser contratada.
  5. Al saludar y al despedirte se firme y regala una sonrisa, esto demuestra energía y decisión. Si te sudan las manos, límpiatelas antes de tener contacto con el entrevistador.

 

Recuerda que el lenguaje corporal es sólo un indicador y que la comunicación humana es muy compleja, por lo tanto lo anterior no debe tomarse como una ley. Lo importante es que demuestres seguridad al hablar, interés por el puesto y conocimiento de la empresa. En caso que seas tú quien entrevista, ayúdales a sentir un ambiente cordial para que el candidato pueda desenvolverse de manera natural y esto te permita tener un mejor análisis durante la entrevista.