¡Evita ser un “micro manager”!

| - Sandrine Dupriez 14 julio, 2015

micromanager INT_277365875

El exceso de control, lejos de ayudarte, te impide dedicar tiempo a las tareas más estratégicas que son lo esencial de tu rol de manager.

 

“El diablo está en los detalles”, dice el lema… y ahora que eres la líder de tu propio negocio es muy importante que ejerzas tu liderazgo y sepas delegar las tareas de manera eficiente a tu equipo. ¡Eso puede ser todo un reto para ti!

¿Cómo saber si eres un micro manager?

  • Te molesta que tus empleados tomen decisiones sin consultarte antes.
  • Pasas mucho tiempo demostrando a tus empleados como deben realizar sus tareas.
  • Delegas tareas de bajo nivel que sigues supervisando muy de cerca.
  • No das a tus empleados un amplio marco de referencia que les permita sentirse en control.
  • Castigas cada error dando a entender al empleado que es incapaz de hacer lo solicitado.
  • Intentas hacer tu trabajo y el trabajo de tus empleados, porque tú sabes más que ellos.
  • No permites a tus empleados aprender de sus errores, los castigas.
  • No compartes la responsabilidad de la ejecución de los proyectos sobre los cuales trabajan.

 

Tu rol es resolver los problemas grandes que enfrenta tu empresa, no dedicarte a cosas muy sencillas que tus empleados muy bien pueden resolver sin ti. Saber delegar de manera adecuada y eficiente es de las cualidades que te permitirán lograr el crecimiento personal y profesional que buscas, de otra manera tú misma te estás limitando, quedándote en lo más básico de tu trabajo.

Como dueña de tu empresa debes desarrollar buenas y sólidas relaciones con tus socios inversionistas, con tus clientes, con tus proveedores; debes enfocarte en tus objetivos e implementar la estrategia que definiste para lograr el crecimiento que proyectas en tiempo y forma. Para esto necesitas un equipo fuerte, es de sabios escoger colaboradores que dominan su tema mejor que tú. Por ejemplo, si siempre has hecho tu contabilidad y es hora de contratar y delegar estas tareas, debes escoger a alguien que domine el tema y te permita recuperar este tiempo para invertirlo en tareas más enfocadas en desarrollar tu empresa.

 

¿Cómo delegar con éxito?

  • Prioriza el trabajo de tus empleados, ellos deben saber lo que es clave para ti, deben entender cuál es tu gran plan y cómo lo que hacen, contribuye al éxito de la empresa.
  • Deja que definan el cómo, valida los avances y los resultados de acuerdo a un plan de trabajo que han acordado juntos.
  • Define objetivos claros, sigue la regla SMART: objetivos Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y en Tiempo.
  • Premia la creatividad y asegúrate que aprendan de sus errores, tu retroalimentación es clave para evitar que el error se repita.
  • Valida las competencias de tus empleados y dales la oportunidad de aprender nuevas aptitudes y, luego, de ponerlas en práctica.
  • Haz que tus empleados se sientan responsables de los proyectos que les encargas, así se sentirán realmente involucrados y trabajarán más duro.
  • Pregúntales periódicamente como van y si necesitan apoyo, deja que ellos formulen las áreas de oportunidad que perciben. ¡Te podrían sorprenden con ideas que no imaginabas!

 

Delegar es difícil. Paso a paso, lo puedes lograr. Fíjate objetivos claros definiendo con cual área vas a empezar a soltar responsabilidad directa, mide el tiempo que estás “recuperando” y no dejes de invertirlo en tareas más productivas.