¿Guarderías, familia o mamá?

| - Carmen Ortega 1 abril, 2015

quiencuidabebe-INT

Cuando nos vamos a trabajar, un dilema que siempre tenemos es en dónde dejar a los pequeños para que estén bien y se diviertan.

 

Los científicos que estudian el desarrollo del cerebro de los bebés afirman que los mejores cuidados para un bebé desde que nace hasta los dos años son los que recibe de su madre ya que las investigaciones recientes han demostrado que el cerebro de los niños pequeños se estructura de acuerdo a la relación cognitiva y afectiva que se establece la persona que lo cuida, es decir, la manera como se le habla, qué tan sensible es para responder a sus necesidades, si lo trata con cariño, amabilidad y respeto, todo esto ayudará al pequeño a desarrollar sentimientos de amor, bienestar y autoestima.

Sin embargo, esto no es posible para las mujeres que trabajan y tienen que alejarse de sus bebés varias horas del día. De ahí la necesidad de que los padres encuentren la mejor opción para que sus hijos reciban cuidados estables, atentos y sensibles cuando ellos no estén.

Las opciones son muy diversas y lo importante es saber cómo tomar la mejor decisión, aquí les presento las recomendaciones de los neurocientíficos respecto al cuidado infantil.

Lo primero que debemos saber es que durante los dos primeros años, los bebés necesitan apegarse a una sola persona por lo que si su mamá tiene que alejarse durante el día, lo ideal es que lo cuide una sola persona en el mismo lugar y de preferencia sin alterar su rutina diaria.

Si optamos por una persona que lo cuide en casa, los expertos recomiendan revisar cuidadosamente sus referencias y pasar varios días en casa con ella hasta estar seguros de que pueden confiar plenamente en ella. Una excelente opción, si es posible, es que la niñera cuide al bebé en casa de los abuelos o algún familiar, así ellos podrán estar al pendiente de que el bebé esté bien cuidado en todo momento.

Si la decisión es que vaya a una guardería, estos son algunos de los aspectos que hay que tomar en cuenta para decidir cuál es el mejor lugar:

  • La formación especializada de los cuidadores.
  • Cada cuidador debe tener a su cargo máximo cinco niños.
  • ¿Las instalaciones son seguras, están limpias y bien iluminadas?
  • ¿No se ve la televisión, no se deja llorar a los bebés, se juega con los niños y hay suficiente material didáctico?

 

Los padres deben estar atentos a cualquier cambio en el estado emocional de su hijo y no dar por hecho que no pasa nada, también deben de hacer un esfuerzo por fortalecer día a día el vínculo afectivo con su hijo para que su relación con él permanezca sólida y significativa.