Herramientas no académicas para el trabajo (parte 2)

| - Victoria147 12 enero, 2016

herramientas no academ 2_int

Para triunfar en el medio laboral necesitas de algo más que las clases que tuviste en la escuela, desarróllalas.

Por Victoria147

Ya te presentamos algunas herramientas que te servirán para avanzar en tu carrera profesional, esta segunda parte habla de otras herramientas.

Tecnología. Si eres millennial, lo más seguro es que no lo necesites, pero nunca está demás inscribirte en cursos tecnológicos que estén relacionados con tu trabajo. Debes saber utilizar la paquetería completa de Office y navegar en internet, como mínimo. En esta época, no saber hacerlo es casi analfabetismo.

Actitud positiva. Dicen que lo que se lanza al universo, se recibe de regreso. En lugar de decir lo difícil que es tu trabajo, lo mal que te llevas con todos y quejarte por todo, encuéntrale el lado bueno a las cosas. Seguro que en el momento en que disperses la nube negra de tu cabeza, vas a disfrutar mucho más todas tus actividades.

Negociación. A gritos y sombrerazos no se resuelve nada, o tal vez sí, pero por poco tiempo, como un placebo para enfermos. Lo mejor es que en cada situación crítica te sientes a escuchar lo que tu contraparte necesita y quiere, para llegar a un consenso que solucione la problemática para ambos, de forma positiva.

Pensamiento crítico. A través de un proceso de reflexión sobre temas cotidianos, podrás desarrollar el pensamiento crítico que te ayudará a evaluar ideas, crear y tomar mejores decisiones de acuerdo a lo que se necesita, se quiere y se puede hacer. Existen cursos en universidades o puedes tomarte 10 minutos diarios, elegir un tema actual y pensar en todas sus implicaciones para, más adelante, debatirlo con algún amigo.

Sinceridad. Hacer las cosas “por debajo del agua” o a espaldas de una persona es una de las peores prácticas que hay. No sólo porque estás siendo poco honorable sino porque quedas fatal con las personas que lo notan. Mejor sé asertiva y sincera con frases como “No estás trabajando bien, mejóralo de la siguiente forma”, “Tu actitud está molestando a tus compañeros, ¿qué problema tienes en casa?”, “No estás siendo productivo, es tiempo de cambiar de elemento”. De esa forma te respetarán mucho más.

No olvides que todas estás herramientas se tiene que trabajar continuamente. Podemos tener días malos y, desde luego, todos lo entienden, pero no dejes de ser una persona positiva que tiene la mirada puesta en una meta.