El impacto de la mujer ejecutiva

| - Griselda Hernández 30 noviembre, 2015

 

empatia INT

Las mujeres ejecutivas son una pieza clave en el desarrollo de la humanidad, en todos sus aspectos.

Por Griselda Hernández

Ante los retos económicos, políticos y sociales a los que nos enfrentamos en el mundo, el papel de la mujer, tanto desde una perspectiva empresarial y/o coorporativa, gubernamental, social y/o familiar, es primordial para lograr buscar oportunidades de negociación y entendimiento en el ámbito o sector en el que se desarrolla.

La mujer ejecutiva tiene una serie de fortalezas y debilidades que combinadas con sus colegas, plantean una visión ganar–ganar en todos los sentidos. Dos de las mayores fortalezas con las que cuentan las mujeres ejecutivas, tienen que ver con el aspecto de las relaciones públicas y la conciencia sobre la responsabilidad social (sociedad y medio ambiente).

Hoy requerimos más que nunca de estas fortalezas en todo ámbito, pues el proceso de negociación será cada día más complejo y radical. Se requiere lograr el entendimiento entre todas las partes: países, gobiernos, sociedades, asociaciones, religiones, en especial y con mayor importancia, en el núcleo familiar, que incide directamente en todas las anteriores.

El mundo se está enfrentando a un choque cultural importante y crucial, la tecnología, con todas sus ventajas y desventajas, fue la que lo desató y ha ido evolucionando de una manera vertiginosa, impactando en todo y no se detendrá, la información está disponible para todos. Tanto, que hoy uno de los primeros retos es entender y encontrar esquemas que faciliten y logren una sana convivencia generacional, los intereses son tan diversos y opuestos que esa no es tarea fácil para nadie. Pero es una tarea que la mujer ejecutiva puede llevar adelante, tiene las herramientas y a través de ella, puede ser un catalizador, influyendo en el futuro de la humanidad.

Te preguntarás cómo. Es muy sencillo, sólo pregúntate a ti misma y responde con sinceridad: ¿Cómo resuelves hoy cualquier conflicto en tu vida?, sea éste personal, familiar o profesional. ¿Cómo lo resuelven, tus compañeras, amigas, hermanas, tías, mamás, cuñadas, suegras, abuelas?

La respuesta, en prácticamente todos los casos es, con la inteligencia emocional que nos proporciona nuestro sexto sentido y el espíritu de protección que tenemos cargado en nuestro ADN. Son ambas características las que nos proporcionan de manera inminente las respuestas. Tú y yo lo sabemos, siempre, tarde o temprano, tenemos una respuesta, puede que no resuelva de manera inmediata la situación, pero es el eje o el inicio para lograrlo.

Lo importante es actuar, accionar y crear. No te detengas, mira hacia atrás únicamente para tomar impulso con base en las experiencias, levántate si te caes, siempre con la cabeza en alto y recuerda siempre construir. Te convertirás en el enlace, el puente, la conexión, la respuesta que la humanidad requiere hoy.

Está en ti, tú puedes hacer la diferencia para todos y la suma de nuestros esfuerzos es lo que el mundo hoy necesita.