Inversionistas

| - Victoria147 6 enero, 2016

inversionistas_int

Las mujeres inversionistas son un grupo sólido, proactivo, exitoso y que requiere estrategias especializadas para ellas. ¡Conozca algunas aquí!

Por Victoria147

¡Ganar dinero, cómo ganar dinero, el dinero!
Es bien sabido que las mujeres como personas y emprendedoras enfrentan retos muy particulares para su género. Particulares porque tienen que ver mucho con el papel que desempeñan y esperan desempeñar en la sociedad en que se desenvuelven, y los obstáculos que muchas veces la sociedad misma se empeña en ponerles al frente. Obstáculos que cada día superan en base a constancia, esfuerzo, disciplina y resultados.

Sin embargo, es curioso que su papel como inversoras es poco explorado. Es un ámbito marcado por la audacia, la estrategia y la búsqueda continua de resultados. Y en él también existen particularidades que atañen al grupo femenino. Entender esto es determinante en el diseño de planes específicos y el logro de objetivos a corto, mediano y largo plazo.

¿Cuáles serían algunos consejos que pueden ser útiles para una inversionista a la hora de planificar su estrategia particular?

Planifique tomando en cuenta su propia longevidad estimada.
Las mujeres tienden a vivir más que los hombres. Esto es un hecho y un dato estadístico. Esto influye, por supuesto, en los plazos de sus inversiones y la línea de tiempo general para todo su portfolio.

Tome en cuenta sus balances esperados al momento de su retiro estimado, considerando solamente su propia persona y no usted como pareja o en grupo mixto.

Ajuste su portfolio desde el punto de vista laboral.
Además de su expectativa de vida debería considerar otras tres tendencias generalizadas a la hora de armar su portfolio de inversión.

Primero, desgraciadamente, es una realidad que las mujeres tienden a ganar menos dinero por el mismo trabajo. Segundo, también es cierto que las mujeres generalmente extienden su vida laboral más tiempo. Tercero: Su línea laboral puede verse alterada por la maternidad.

En términos generales, las mujeres viven más tiempo, se retiran más tarde, y tienden a ganan menos. Esto quiere decir que su estrategia debería ser algo más agresiva que su contraparte masculina, pero no demasiado.

Involúcrese.
Especialmente necesario es que usted como mujer se involucre en la manera en que su dinero está siendo invertido. Lo ideal sería que usara un bróker, pero también puede hacerlo en una sociedad de inversión. Asegúrese de recibir toda la información pertinente de manera oportuna, y no dude en expresar su opinión y ejercer su autoridad cuando considere adecuado. No siempre las estrategias regulares ofrecidas por un inversor se ajustarán a su realidad como mujer. Si tiene interés en más información, puede encontrarla en este artículo.

Considere aspectos alternos.
Sobre todo en el caso de mujeres sin pareja, es muy común sentir el deseo de dejar herencias y cubrir gastos especiales relacionados a su retiro. Desafortunadamente estos son aspectos que tienden a pasarse por alto. No olvide establecer escenarios realistas y estrategias adecuadas para cubrir todas y cada una de sus metas.

Ponga todo lo necesario a su nombre.
Esto puede sonar duro, pero es absolutamente necesario. Sobre todo en el caso de mujeres casadas por régimen de bienes mancomunados (También llamadas sociedades mancomunales y de otras formas) es sumamente común que este tipo de “cosas financieras” tiendan a ponerse a nombre del marido.

Debe usted considerar estas inversiones como suyas de manera individual. Son para su propio beneficio, ajustadas a su propia realidad y expectativas. En necesario mantenerlas separadas porque se basan en particularidades que tienen que ver sólo con usted. Mezclarlas en portfolios comunes que buscan otras metas simplemente diluye la utilidad que éstas pudieran tener.

Ahí lo tiene. Como mujer, y como inversora, estos consejos podrán ayudarle a crear una estrategia ganadora para que pueda cumplir cualquier meta que decida ponerse. No los olvide y, por supuesto, ¡Suerte!