La suma de todas la partes

| - ArCcanto 9 septiembre, 2015

paridad dolar y peso mexicano INT

Al igual que en un rompecabezas, la economía no es más que la suma de muchas piezas generando un cuadro, la importancia radica en entender cómo encaja una con otra.

Por José Luis Garibay

Durante los últimos días la noticia de importancia ha sido la paridad cambiaria peso-dólar. Pero, ¿qué provoca este fenómeno? ¿cómo interactúa esta situación con la vida diaria de los negocios? ¿nosotros qué debemos hacer?

Empezaremos por entender cómo nacen estos fenómenos mediante las siguientes dos aseveraciones:

  • La teoría económica define una de las tres funciones del dinero como un “Depósito de valor”, i.e. el dinero permite su acumulación para pagos futuros y si este no se gasta se denomina “ahorro”.
  • El dinero tiene el mismo comportamiento que un bien (como el que tu empresa vende), i.e. se rige por las leyes de la oferta y la demanda. En el mercado hay un número finito de dólares y mientras más personas quieran comprarlos, más costosos se volverán debido a su escasez, algo similar a los diamantes.

Una vez siendo conscientes de esto, debemos entender cómo pueden influir los acontecimientos globales en los puntos descritos anteriormente. Hay que recordar que hay una visión colectiva de que Estados Unidos es la economía más poderosa del planeta, es por esto que cada vez que hay nerviosismo por algún acontecimiento la gente tiende a comprar dólares, ya que les sirven como un “Depósito de valor”. Pero al momento de que millones de personas empiezan a comprar dólares con su moneda local, también empiezan a generar escasez y por ende un aumento del valor del dólar con respecto a la moneda local (paridad).

Pues bien, los acontecimientos más grandes que han afectado en los últimos meses son:

  1. Grecia: al declararse en imposibilidad de pagar su deuda con la Unión Europea generó mucha expectativa, al punto que hubo declaraciones previendo la posible disolución de la Unión Europea (cosa que no sucedió, pero sí alarmó).
  2. China: al devaluar su moneda, dado que es la segunda mayor economía del mundo y su apetito por productos extranjeros mantiene en marcha el tren. Ahora a los chinos les costará más comprar cosas extranjeras y esto puede reducir el crecimiento de muchos países, pero también genera que sus productos sean más baratos a nivel mundial, poniendo en competencia dura a los productos chinos con productos mexicanos.
  3. Irán: al ser uno de los mayores productores de petróleo a nivel mundial y su reintegración al mercado global a finales de 2015. La oferta de petróleo puede ser tan grande que los precios disminuyan. México obtiene la mayor parte de sus ingresos como país a partir de PEMEX, lo cual nos pone en grandes aprietos ya que no habrá dinero para que el gobierno invierta en el país, frenando así nuestro crecimiento.

Una vez que entendemos de donde salió todo este embrollo debemos entender como nos afecta en la vida diaria.

La realidad es que estas malformaciones de mercado generan riesgo y oportunidades en nuestro país.

  • Riesgos: la primera salta a la vista y es el hecho de que ahora debes pagar más pesos por dólar, lo cual encarecerá tus créditos, tu materia prima y todo concepto que debas pagar en dólares. Por ende tus márgenes se verán reducidos. Incluso si no compras directamente en dólares, pero algunos de tus proveedores sí lo hacen, es posible que estos empiecen a tratar de transferir ese costo hacia ti.
  • Oportunidades: si tu empresa vende productos al extranjero, especialmente en dólares, verás una ganancia inmediata puesto que recibirás más pesos por dólar. También hay que tomar en cuenta que tu producto se vuelve más atractivo para el comprador debido a que para él ahora es más barato.
  • Posibles soluciones: hay varios instrumentos financieros en el mercado que te pueden ayudar a fijar el valor de los dólares que vas a comprar, esto evidentemente no va a lograr que a ti te cueste más barato el dólar, pero al menos sí puedes asegurar tus flujos y no estar a la expectativa diaria del tipo de cambio. Es decir, es una estrategia de máxima pérdida esperada. También es importante reflexionar sobre nuestra estrategia de negocio, empezar a diversificar a los proveedores y tratar de entrar a distintos mercados.

Por otro lado, es de suma importancia no dejarnos llevar por el remolino creado por estos fenómenos, lo más importante es concentrarnos en el core business, ya que en algún momento, tarde o temprano, el mismo sistema económico mundial absorberá los efectos de esto.

En definitiva no somos analistas de mercado como las personas que vemos en noticieros especializados, pero sí podemos adelantarnos un poco a situaciones como ésta manteniéndonos atentos a las noticias globales y nunca olvidando que la globalización está tan presente que incluso el clima del otro lado del mundo puede afectarnos.