La vida es un constante aprendizaje

| - Toni Torres 14 abril, 2015

vidaprende-INT_221055712

 

“La vida es un salón de clases, día a día aprendemos de ella”. Definitivamente en esta vida, lo que jamás dejaremos de hacer es aprender.

 

Uno no deja de aprender y no me refiero a llevar el ritmo de la tecnología que cada día avanza y avanza más. Los seres humanos tenemos la capacidad de aprender de las experiencias, de las situaciones, de los errores, de los fracasos, de los triunfos, de todo aprendemos. Lo importante es tomar cada lección como una experiencia y aprendizaje.

Vivimos en un salón de clases, y aunque a muchos no les haya gustado ir a la escuela, la escuela de la vida siempre estará ahí.

Un título universitario solamente es un papel, ya que de nada sirve que tengas toda la teoría si no tienes la práctica, además es importante tener la convicción de trabajar para adquirir experiencia, desde el inicio o antes de la universidad, e inlcuso a tempranda edad. El campo de la vida siempre nos dará experiencia y esa nos forjará día a día, haciendónos expertos en el área que más nos apasiona.

Aprender es parte de crecer y madurar, así como de niños aprendimos el abecedario, de adulto aprendemos quizás de cosas más complejas, pero todo lleva su tiempo, uno aprende hasta de lo malo aunque cueste a veces trabajo encontrar alguna enseñanza dentro de una experiencia nada agradable, uno cree que sólo las cosas buenas nos dejan mucho y no siempre es así, es de las adversidades de lo que a veces nos alimentamos para continuar viviendo.

Por eso te invito a que contínuamente enriquezcas tu ser con libros y experiencias que alimenten tu alma y te dejen un gran aprendizaje.

Hoy con tanta contaminación de información terminamos saturados, sin embargo volver a lo básico siempre será una buena opción para iniciar nuevamente, y con este me refiero a retomar los valores y la sencillez de la vida misma.

Nadie nacimos con un manual de instrucciones y sabiendo todo, aquí estamos para aprender y compartir, nada tiene de malo decir que no sabemos algo, lo importante es investigar y no quedarnos sin saber las respuestas. Es muy cierto, nadie tenemos la verdad absoluta, sin embargo existe un sentido común, lo vamos desarrollando conforme pasan los años y es el que nos lleva a tomar decisiones en circunstancias adversas.

Cuando se acercan a pedirme algún consejo y preguntarme de dónde he aprendido, le digo que mis grandes maestros en esta vida han sido mi padre, mi familia, mi pareja, mis amigos, los libros, las experiencias, los tropiezos, los desafíos, las adversidades y la vida misma, seguido de la pregunta: ¿y para ti, cuáles son o han sido tus grandes maestros?

Todos tenemos de quien aprender, hasta de las personas con quien menos convivimos. Siempre detrás de una situación “difícil” hay una gran lección de vida, esas lecciones son un tesoro.

Para cerrar quiero compartirles esta reflexión: un marinero no se convirtió en el mejor navegando en un mar en calma, al contrario, las tormentas que venció durante la travesía lo llevaron a ser un gran lobo de mar. Tú puedes ser un lobo de mar, aprendiendo y agradeciendo cada tormenta que la vida te presenta.

#TIPSTONITORRES
1.- Haz una relación de aprendizajes en tu día.
2.- Lee tus aprendizajes al término de la semana.
3.-Procura en momentos de adversidad detectar cuál es la lección que debes aprender.
4.-La vida siempre te estará enviando señales, observa qué y para qué son.
5.-La universidad de la vida será siempre tu mejor maestro, aprende de ella.