Lo que debes saber de dinero antes de cumplir 40

| - Think and Start 19 mayo, 2015

saber-dinero-INT_197718245

Por  Think & Start

 

Todos hemos tenido periodos en los que hemos pensado “no debería estar comprando esto”. Detente a pensar un momento ¿tienes en mente un objeto que deseas con mucho ahínco?, ¿será acaso un auto, un celular, un viaje, un gusto pasajero? ¿Te ha pasado que compras dicho objeto y luego te sientes mal? ¿A qué se debe esa culpa?

Ya puedes dejar de sufrir al manejar tus finanzas, bienvenido al mundo del dinero inteligente.

Vamos a hacer un ejercicio, escribe las 10 tonterías más frecuentes en las que tus amigos desperdician el dinero y luego escribe los gastos tontos que tú haces.

¿Te faltó espacio en el primero y te sobró en el segundo? Este ejercicio, que aparece en el libro, nos permite ver el primer gran error, creer que los demás gastan mal y nosotros bien.

El error nace, al no saber para qué se quiere gastar el dinero, no fijarse metas concretas. Muchos ni saben cuánto dinero generan en un año y no saben en qué se está yendo.

La economía del comportamiento ha determinado que los seres humanos tendemos a tomar decisiones que no nos convienen, no ahorramos para el retiro, invertimos mal nuestro dinero, gastamos en cosas innecesarias, no sabemos usar los servicios financieros a nuestro favor, y ____________ (aquí puedes llenar algún problema que has tenido, con confianza, sin pena).

¿Por qué nos deprimen tantas cosas relacionadas con el dinero? ¿El dinero compra la felicidad? ¿Por qué seguimos discutiendo sobre la relación entre el dinero y la felicidad?

Para ser feliz necesitas estar vivo. Para estar vivo necesitas dinero, punto.

Como menciona el autor, molestan aquellos textos de finanzas personales que te dicen que si dejas de fumar o de tomarte tu cafecito de Starbucks, juntarás una cantidad impresionante de dinero y si ese dinero lo metieras en una cuenta de inversión, en unos años tendrías una pequeña fortuna. Quitarte esos gastos “hormiga”, son en realidad un castigo y si sigues este consejo terminarás por enojarte y regresarás a comprar lo que te gusta, aunque no haya beneficio alguno.

Existen dentro de nosotros dos sistemas de pensamiento, uno que piensa rápido y que toma las decisiones, y otro que es más racional y que ayuda a tomar decisiones claramente. Hay muchas decisiones que se deben tomar con calma, pero por descuido dejamos que sean tomadas por esa persona sin control.

Lo que recomienda el autor, en cuestión financiera, es pagarle primero a tu “monstruo gastalón”, asignar a principio de mes una cantidad de dinero que puedes gastar en lo que quieras, date tus gustos, pero siempre pon un límite desde un principio. Ponlo en práctica, en verdad te va a quitar mucho estrés.

Poner en orden tus finanzas es entender su finalidad, si no sabes para qué estás generando dinero, entonces vivirás a la deriva. Si en algún momento has sentido esa angustia de no saber por dónde comenzar para poner orden en tu vida financiera, entonces te doy el primer paso: consigue este libro, pero ya. ¿Por qué?

Para los que no sepan, Roberto Morán es el padre espiritual de todos aquellos escritores en blogs, libros y videos que andan rondando la web y que hablan de finanzas personales. Oriundo de Guadalajara, periodista, economista de la UdeG y ejemplo claro de que cuando algo te apasiona y te esfuerzas mucho en ello, te conviertes en un referente. En síntesis, gracias a Roberto, las finanzas personales se volvieron accesibles y entendibles para la mayoría de la población.

¿Qué vas a aprender de “Lo que debes saber de dinero antes de cumplir 40″?

Entenderás perfectamente la frase “Si no lo necesitas, no lo compres”, ahorra, invierte. Para ser más específicos, aprenderás. ¿Para qué usar un banco y para qué no usar un banco? ¿En qué momento es rentable comprar una casa, un auto y cuándo es mejor esperar? ¿Es difícil invertir en la bolsa, tengo la capacidad de hacerlo, me conviene invertir en la bolsa?  ¿Cómo protejo mi dinero? ¿Qué tarjeta de crédito me conviene? Todas estas preguntas, que para algunos les pueden parecer sencillas de responder, a muchos les genera dolor de cabeza.

¿Sigues dudando de comprar el libro? ¿Estás familiarizado con alguna de estas frases?

  • Invierte en bienes raíces, si no la llegas a vender, al menos tendrás donde vivir.
  • Lo mejor es comprar e invertir en dólares.
  • No me alcanza para ahorrar.
  • Lo mejor es comprar e invertir en oro.
  • Yo no pienso en el retiro, ni en la Afore, ¿para qué? cuando llegue a viejo voy a tener mi propio negocio.

¿Qué dirías, si te dijera que posiblemente estés equivocado?

Estoy a favor de la gente que piensa positivo y que vive de esa forma, pero soy más partidario de los que tienen los pies bien firmes en la tierra, cuando lees este libro sientes ese estilo directo, franco y realista de Roberto Morán y se agradece, porque de otra forma el libro sería algo distante y lo que más necesitamos, son gente alfabetos en términos financieros. ¿Por qué? porque todos nos veríamos beneficiados de que tú, tu familia, tus vecinos y conocidos dejen de cometer errores a la hora de manejar su dinero y se hagan responsables. Todo esto se traduciría en mejores servicios financieros para todos y muy seguramente en el crecimiento de la cantidad de empresas en el país

Al final, hay una frase que me parece muy acertada, en la que el autor se cuestiona ¿para qué sirve el dinero? y la respuesta no puede ser mejor.

“Hay que gastar el dinero para aprender, para conocer el mundo, entenderlo y, si es posible, transformarlo en un lugar un poco más sano.”

Nos leemos pronto.