¿Mamá y emprendedora?

| - Victoria147 13 abril, 2015

mama-emprendedora-INT_74656306

Administrar tu negocio y al mismo tiempo a tu familia es una tarea que muchas veces resulta ser muy complicada pero a pesar de que son muchos los retos que se te pueden presentar, existe una manera de balancear estas dos partes tan importantes en tu vida. A continuación te presentamos cinco consejos que te ayudarán a simplificar las cosas y tomar decisiones benéficas, tanto para tu familia, como para tu empresa.

  1. El primer paso es darte cuenta de que todas las decisiones implican sacrificios. Tomar estas decisiones es saber a lo que renuncias, aceptarlo y no quejarte después por algo que de antemano ya sabías que sucedería. Si logras entender esta parte, estarás un paso más cerca del equilibrio.
  1. Cuando se te presenten este tipo de situaciones, pregúntate qué es lo más importante y urgente en el momento, no tomes tus decisiones basándote en sentimientos que pueden hacer que pierdas de vista el objetivo.
  1. Si se trata de una decisión de vida o muerte, puedes hacerte una pregunta, que aunque es un poco extrema, te ayudará a ser objetiva: “En mi lecho de muerte, ¿qué cosa estaría deseando haber hecho?”. Otra pregunta que puede funcionar para encontrar la fuerza y finalidad de tus ideas es: “¿y qué?”.
  1. Si te cuesta trabajo tener claridad mental, escribe tus ideas. De esta manera te será más fácil visualizarlas, además de que las recordarás con mayor claridad.
  1. Incluye a tu familia en tus actividades, hablar con ellos y explicarles qué es lo que haces, incluso llevarlos de vez en cuando para que conozcan y vivan un día en tu vida. Esto les dará una idea acerca de lo que enfrentas y es otra manera de convivir con ellos.

 

La organización es sumamente importante, trata de tener un calendario y una agenda donde incluyas días exclusivos para tu familia. De esta forma lograrás hacer de la mejor manera todo lo que es importante para ti.