México en las venas

| - Chantal Stoopen 29 julio, 2015

mexico venas INT 145153477

Este fin de semana recorrí uno de los lugares más interesantes de este país, descubrí un valle de opciones inimaginables para relajarse y sumergirse en el mundo del vino; del vino mexicano.

 

Baja California Norte me da uno de los mejores recorridos de mi vida porque su ubicación geográfica ofrece diferentes matices y experiencias a pocas horas de distancia entre ellas.

La comida Baja Med es muy especial por la mezcla de sabores de la cocina mexicana con la mediterránea y asiática, pero sobre todo porque los productos son cultivados en el sitio, orgánicos y a pie de los establecimientos; con ese mar tan extenso repleto de una variedad impresionante de mariscos, ya sea carne o pescado, ya sea verdura o especias. “Fresco” define la comida de esta región.

No puedo dejar a un lado Tijuana, siendo el punto de llegada a esta aventura. En TJ, como le digo de cariño, han surgido lugares espectaculares para comer como:

Misión 19: comida de autor del chef Javier Plascencia ($600 pesos x pers.), La Querencia: comida Baja del chef Miguel Ángel Guerrero (450 pesos x pers.) y Verde Crema: comida callejera de Tijuana al estilo del chef Yair Tellez ($300 pesos x pers.)

Tomando la carretera Tijuana – Ensenada está un poblado en las Playas de Rosarito, Puerto Nuevo. Aquí la especialidad es la langosta. Dicen que el secreto de este famoso sabor proviene de que el producto en cuestión se saca del mar a un lado para prepararse y servirse al momento, por lo que no importa cual de los muchos restaurantes existentes elijas, es garantizado que gozarás mucho el platillo. Lo que se usa es acompañarla con frijoles refritos, arroz rojo y tortillas de harina. ¡WOW! Villa Ortega´s ($400 pesos x pers.)

chantal1  chantal2

Ensenada ha sido cobijo de varios chefs preparadísimos provenientes de escuelas de gastronomía muy famosas, ya que los productos que ofrece tienen el lujo de ser de primera. Esto abrió la posibilidad de desarrollar una gastronomía que ha pegado fuerte y roto fronteras.

Los tacos de pescado rebosado con mayonesa, las tostadas de erizo y los ceviches con lemongrass son unos de los muchos placeres para degustar. No puedes perderte el puesto La Guerrerense para comer esta increíble Street Food. Establecido desde los 60´s, ahora con la dirección de “La güerita”, como le dicen a la dueña, La Guerrerense ha aparecido en programas de televisión nacionales e internacionales y ha puesto muy en alto el nombre de Ensenada. ($120 pesos x pers.)

Manzanilla es el restaurante del chef Benito Molina y su esposa Solange, simplemente espectacular. El sabor de cada platillo es intenso con mezclas muy bien hechas y variedad en el menú, ostiones, abulones y tiraditos, como los pidas son deliciosos, la pasta de tomate a las brasas y el Rib Eye con papas cambray a la sal y verduras fueron mi elección junto con unas salchichas de venado con mostaza que, no sé por qué, ya no están en la carta. ($600 pesos x pers.)

Subiendo al Valle por la carretera hacia Tecate, la aventura comienza en las montañas. Te encuentras con plantíos de vid uno tras otro hasta que el verde te rodea y no puedes escaparte. El clima mediterráneo es perfecto para la producción de uvas de buena calidad, como en Francia e Italia.

Existe varias bodegas que llevan ya muchos años y otras muy jóvenes. En 1667 los jesuitas iniciaron la plantación de vid y olivo en las misiones. Pero fue hasta 1752 que se logra un buen vino. Para 1791 se funda la Misión de Santo Tomás logrando la comercialización en 1888 después del desarrollo de varios viñedos: Pedro Domecq de 1973, L.A. Cetto es de 1975 y Monte Xanic de 1986.

 

chantal3   chantal4

 

Las bodegas jóvenes mas sobresalientes son: Adobe de Guadalupe, Casa de Piedra, Las Nubes, Chateau Camou, Vinisterra, Clos de Tres Cantos, El cielo, Villa Montefiori y Concierto Enológico siendo estos dos últimos de mis favoritos junto a Maria Tinto que carece de bodega en forma.

Distintas expresiones arquitectónicas, atardeceres de ensueño. Aromas a frambuesa, moras grosella, pimienta y café. El clima perfecto, la tierra con el agua necesaria. Todo se une en el Valle para crear estos vinos y poder degustarlos.

Por último, para comer no puedes dejar de ir a Laja, número 46 de la lista San Pellegrino Latinoamérica 2014 del Chef Yahir Tellez, (Verde Crema en Tijuana y Mero Toro en la Cd. De México.) ($1,000 pesos x pers.), Corazón de Tierra del Chef Diego Hernández Baquedano que obtuvo el lugar 30 este año en la lista de San Pellegrino Latinoamérica ($1,000 pesos x pers.), Finca Altozano del Chef Javier Placencia (Misión 19 en Tijuana) ($550 pesos x pers.) y Tre Galline del cocinero Angelo Dal Bon, un restaurante italiano tradicional en Villa Montefiori que no le pide nada a los restaurantes renombrados de la zona. La berenjena, la pasta con camote, el cordero a las finas hierbas y el Tiramisú son un poema. Por cierto el mejor capuchino que he probado. ($600 pesos x pers.)

Para desayunar La Cocina de Doña Esthela ($200 pesos x pers.) un lugarcito cero pretencioso con tortillas recién hechas, café de olla, gorditas de chicharrón y borrego tatemado que es su especialidad y está espectacular. Este lugar ganó con su machaca primer lugar entre 4,000 platillos como el mejor desayuno del mundo por Foodie Hub. Ahí nomás!

Es un viaje que no te puedes perder!