Mujer de verdad

| - Isa 27 marzo, 2015

mujer-autentica-INT_233031502

Este fin de semana fue algo peculiar, mis oídos y brazos trabajaron a por mayor pues me convertí en confidente sentimental y laboral de personas cercanas a mí y en todas me di cuenta que el común denominador era la eterna pregunta sobre ¿qué es una mujer de verdad?

La primera historia que escuché fue la de un corazón roto. No hay más que decir, él la engaña a ella porque se da cuenta que ya no es lo que creía ser y que buscaba a una mujer diferente. Según él, más completa y auténtica. Cabe señalar que la chica en cuestión es una mujer a la que considero realmente auténtica, pues es coherente con su decir y actuar; por eso al escuchar su historia, mi cabeza no podía entender lo que él le había dicho y menos que ella comenzó a cambiar aspectos de su persona con tal de que siguieran juntos. ¡El colmo!

La otra historia fue de una amiga que se ha dedicado mucho a crecer profesionalmente, es una persona brillante, de las que hay pocas, pues no sólo “le gira la piedra”, sino que además le gusta mucho apoyar a causas sociales y siempre que la necesitas está ahí. Recientemente aplicó a un puesto en su trabajo que requería viajar mucho y estaba dentro de las favoritas; pero de repente, le llegó la mala noticia de que no se había quedado. Al pedir retroalimentación, lo que la gente de recursos humanos le respondió fue: “como es un puesto en el cual se requiere viajar mucho, preferimos seleccionar a un hombre”, a pesar de no tener las mismas ventajas que ella, la decisión se tomó debido a que ella es mujer y por lo mismo, no veían bien que estuviera viajando tanto y menos si en un futuro decidía tener una pareja o algo que la limitara a salir del país. ¡¿QUÉ?! Ella finalmente decidió no “hacer mucho ruido”, pues pensaba que podría perjudicar su carrera. Cuando escuché lo que me contaba no podía creerlo y menos que en esa empresa pensaran así, pero al final del día así fueron las cosas…

Ésta, más que me la contaran fue algo que viví. Fuimos a una reunión en la cual obvio había niños y lo que más me llamó la atención era escuchar a una mamá decirle a su hija, que no podía estar corriendo, que se iba a caer y ensuciar, que era una niña y que por eso no podía estar al igual que los niños (varones) que estaban en el lugar. Al final, la niña, después de tanto escuchar NO, decidió quedarse sentada en una silla (imposible en el jardín) sola, aburrida y viendo cómo los demás se divertían.

Todas ellas son de edades y situaciones de vida diferentes y por eso en mi cabeza comenzó a darme vueltas esta cuestión acerca de si existe o no una definición coloquial (o común y corriente) sobre lo que es una mujer (o mejor dicho lo que sí puede hacer). Definitivamente no lo creo pero también me doy cuenta que somos demasiado autocríticas, no sólo con las demás sino con nosotras mismas, por lo que en ocasiones pudiera ser que no dejamos salir esa “verdadera yo” que nos hace únicas.

Es probable que en ocasiones, por tratar de evitar el “qué dirán” o quedar bien con los demás, tratamos de ocultar nuestra verdadera esencia opacando u ocultándonos en el reflejo de la personalidad de alguien más simplemente para poder pertenecer a algo o conservar ciertos privilegios.

Definitivamente, lo que aprendí de este fin de semana es que cada una es libre (o debiera serlo) de decidir qué hacer, cómo actuar e inclusive cómo vestirse para sentirse bien con una misma, no para los demás. En medida en que logremos ser auténticas con nosotras mismas, lograremos sentirnos más seguras de lo que somos y por ende seremos sin duda más felices, pero sobre todo dejaremos de autocriticarnos, limitarnos y “contagiar” nuestros miedos a las demás. Cuando logremos hacer esto, creo que podríamos llamarnos una mujer de verdad.

Este último punto es importantísimo, pues si tienes hijos o sobrinos pequeños, tú al final del día eres un ejemplo a seguir y si lo único que transmitimos son miedos e inseguridades… ¡Imagínate lo que les estamos heredando!

Hace poco vi un par de campañas en redes que creo reflejan un poco de lo que quiero compartirte hoy. Una se llama “#LikeAGirl” y la otra es “#SeeTheRealMe”,  aquí te lo dejo…

 

#LikeAGirl

 

#SeeTheRealMe