Mujeres valientes

| - Tea Master Olivia Medina de Jönsson 22 febrero, 2016

mujer voto int

Para valorar lo que se tiene hoy, es necesario conocer el pasado y saber qué y quiénes fueron las personas que hicieron de tu presente, su destino.

 

Por Olivia Medina

Fui a ver la película Las Sufragistas que se desarrolla en Londres en 1912. En verdad me impactó cómo tuvieron que sufrir esas mujeres para que se reconocieran sus derechos y aunque pareciera un hecho político en realidad la connotación era de “inferioridad de la mujer”.

En aquel entonces la mujer no se consideraba “capaz” de decidir nada, se pensaba que estaba “medio loca” y ni siquiera tenía derecho a los hijos que habían crecido en sus entrañas ¡y que había parido con tanto dolor! ¿Se imaginan dar a luz sin ninguna anestesia, en casa y con la ayuda de alguna otra mujer? Peor aún, la mujer se consideraba “propiedad” de su esposo. ¡Increíble!

Qué hubiera sido de nosotras sin mujeres como Emmeline Pankhurst, fundadora de este movimiento en el que la violencia moderada era permitida (ya que los hombres no hacían caso a las manifestaciones pacíficas) o de la mártir Emily Wilding Davison, quien se suicidó en la pista de carreras al ponerse frente al caballo del Rey Jorge V el 4 de junio de 1913.

¿Se imaginan qué se siente que tu esposo pueda regalar a tu hijo? ¿Qué tan fuertes tienen que ser tus convicciones como para aguantar que te encarcelen, hagas huelga de hambre, te alimenten con un tubo a fuerza (hasta por el recto) y sufrir humillaciones de tus vecinos e incluso de muchas otras mujeres? Yo no me lo puedo imaginar.

La Sra. Pankhurst, con mucha razón, pensaba que sí tenemos que seguir las leyes igual que los hombres, pero no nos dejan participar para hacer esas leyes, entonces: “¡no queremos seguir las leyes, queremos hacer las leyes!”

No fue hasta 1928 que Inglaterra concede el voto IGUALITARIO a la mujer y Emmeline Pankhurst pudo ver este logro, poco antes de su muerte, 18 días después.

En México el derecho al voto para la mujer se concedió hasta el 17 de octubre de 1953, mi mamá tenía 12 años cuando esto pasó, ¡mi abuela no pudo votar hasta que tuvo 42 años!

No estamos hablando de hace siglos, sino de nuestra historia reciente. ¡Peor aún, Arabia Saudita y Kuwait aún no permiten el voto a la mujer!

Meryl Streep en una entrevista días antes del estreno mundial de esta película sentenció:

“Los hombres deberían darse cuenta que algo está mal cuando sus voces predominan. Deberían de sentirlo. Quienes trabajan en los estudios y agencias, deben mirar a su alrededor y ver si en la mesa hay mujeres, si no las hay, algo está mal. Las mujeres tenemos gustos diferentes, valoramos las cosas de forma diferente. No mejor, simplemente diferente”

Gracias a mujeres como éstas podemos ahora ser lo que queramos, ser libres y autónomas, tener nuestra propia empresa, ser líderes de opinión y mucho más.

¡Rinde tributo a estas mujeres valientes, aprovecha haber nacido en esta época, haz lo que amas, sé lo que quieras!