Networking. ¡Que flojera!

| - Veronica Yepez 9 febrero, 2015

networking-INT_128741456

 

La importancia del networking no se puede cuantificar pero su calidad y constancia sí son detectados por tus probables nuevos contactos.

 

Aceptémoslo, más de una vez hemos estado en la encrucijada teniendo que decidir entre la opción 1) arreglarnos, cruzar la ciudad y aguantar horas de tráfico para llegar a un evento de networking con gente desconocida y altas posibilidades de pasar momentos incómodos sin saber que decir, y la opción 2) quedarnos en casa cómodamente a ver nuestro episodio favorito en la tele.

Entre estas dos opciones, o una tercera inclusive mejor, ir por una copita de vino con amigos, ¿quién querría optar por ir a un evento de networking? Sólo aquellas que entienden lo valioso que puede ser tener una buena red de contactos y el impacto que ésta puede tener en los negocios.

Probablemente has escuchado la frase que dice “En los negocios lo que cuenta no es lo que sabes sino a quién conoces”. Tu red de contactos, o network, es uno de los recursos más preciados para tener éxito en los negocios. Formar una red de contactos va más allá de coleccionar tarjetas de presentación, agregar contactos de forma masiva en LinkedIn y pasar horas tomando café o vino con desconocidos. A continuación te comparto algunas ideas sencillas para crear una buena red de contactos:

  1. Conoce a tu nuevo contacto. No inicies dando pitches de ventas, hablando de ti o promoviendo tu proyecto. Mejor empieza por escuchar a tu nuevo contacto, entiende su negocio, metas, objetivos y retos. Como en cualquier relación humana, conocer a la otra persona es uno de los pasos más importantes para construir conexiones reales.
  2. Conviértete en una aliada. Busca formas de ayudar a tu nuevo contacto. Siempre podrás agregar valor a la vida de otros, pregúntales cómo puedes ayudarles. A veces una simple referencia, presentación o invitación puede hacer una gran diferencia.
  3. Construye, no critiques. Nunca inicies nuevas relaciones quejándote, criticando o degradando a otros. Deja las pláticas de dramas para tus amigos. Si te topas con alguien que tiene una actitud negativa, no pierdas tu tiempo con esa persona. Utiliza los momentos de networking para construir y generar oportunidades.
  4. Da seguimiento. Se proactiva y mantente en contacto con aquellos contactos con los que hayas hecho buena química. Tal vez en ese momento no tengas claro cómo puedes colaborar con tu nuevo contacto pero en un futuro puedes encontrar oportunidades.
  5. Sé amable. Tus contactos probablemente no se acordarán de lo que platicaron contigo pero nunca olvidarán cómo los hiciste sentir.

 

 

Sobre el autor
Verónica Yépez Abogada del ITAM; estudió una Maestría en Negocios Internacionales. Ha trabajado en Creel, Garcia-Cuellar, Enríquez y Aiza, SC, Deutsche Bank, HSBC y Amicorp. Apoya a empresas y familias en estructuración y administración de transacciones y negocios internacionales. Verónica es experta en ventas, atención a clientes y desarrollo de negocios. Ha trabajado en África, Nueva Zelanda, Singapur y Estados Unidos. Como coach se especializa en ayudar a las mujeres en temas de negociación, generación de negocios y liderazgo. @vero_yepez