Planea antes de actuar

| - Roberto Ruiz 25 marzo, 2015

redessociales-INT_231670003

Las redes sociales son como los novios, todo el mundo quiere uno y ya que se tiene, nadie sabe qué hacer.

 

Y así como es de complicado mantener medianamente a flote una relación, es hacerlo con nuestras redes sociales por las dudas que van surgiendo una vez que uno está con los dos pies dentro y sin punto de retorno. Pero a diferencia de los flechazos, las redes sociales sí son susceptibles de planearse y por ello, el manejo de éstas debe empezar mucho tiempo antes de empezar a abrir perfiles.

Esto nos obliga a conocernos más para ser lo más interesante que podamos ser, para que, más que curar o crear contenido y lanzarlo a los usuarios esperando una respuesta automatizada, estemos conscientes de que lo que digamos sobre nosotros o nuestra marca va a competir en atención con cosas que realmente le interesan a la gente como noticias de sus mejores amigos, equipos deportivos, artistas consentidos y hasta los divertidos memes de moda.

En mi experiencia, antes de decidir abrir un perfil, se tiene que definir a nuestra empresa o a nuestra marca. Aunque suene lógico, muchas veces no es algo que tengamos consciente a la hora de tomar muchas de las decisiones que le conciernen.

Por eso es importante hacernos preguntas permanentemente: si mi empresa fuera una persona, ¿cómo sería? porque de las respuestas se derivarían muchas otras que les ayudarán incluso a saber en qué plataforma digital y social se desarrollarán mejor. Por ejemplo, ¿de qué hablaría?, ¿quiénes serían sus amigos?, ¿qué música escucharía?, ¿a qué lugares iría? y tal vez una que en ese nivel de definiciones pueda resultar clave, con base en la respuesta a esas preguntas ¿qué compartiría?

Esto es la planeación y sería muy útil en el tema del amor si la aplicáramos, pero cuando se hace con una marca resulta esencial para fijar el rol y la posición que se tendrá en un ecosistema social, que es lo más importante para empezar a conversar ya que incluso nos hará mucho más lógico hasta elegir la plataforma que nos servirá como base para empezar a socializar.

Para finalizar esta columna les comparto las dos razones por las que humanizar a la marca es efectivo en redes sociales:

  1. Es vital para quien entre a una red social, tener una opinión y/o postura sobre las cosas, ya que es lo que genera interacción y conversación. Un perfil gris y sin opinión, no llama la atención. En redes sociales, las opiniones lo son todo.
  2. A la gente le gusta platicar con entes reales, que sientan que existen, que los escuchan y que les ponen atención. Es lo primero que enseñan en la escuela de comunicación y en ello se basan todas las teorías.

 

¡Hasta la próxima!