¿Por qué nos da culpa?

| - Delia Méndez 16 julio, 2015

sentimiento culpa INT_60837319

La culpa puede venir de muchos lugares internos y es necesario eliminarla para disfrutar más la vida.

 

Lo dividiré arbitrariamente en tres rubros:

  1. La inexorable verdad que para la supervivencia humana las mamás debemos de cuidar a nuestros hijos. Por así decirlo una CULPA BIOLÓGICA que ayuda a la especie humana a subsistir.
  2. Los rasgos de personalidad o nuestra historia. Hay mujeres que llegan a la maternidad con el costal de culpas de por sí lleno y le van sumando. No hay mejor caldo de cultivo para la culpa que la época de la maternidad temprana, porque simplemente no hay manera de cubrir TODAS LAS EXPECTATIVAS Y EXIGENCIAS de este tiempo. Así que la culpa aparece cada vez que, según nosotras, nos “quedamos cortas” en lo que DEBERÍAMOS de haber logrado. A esta le vamos a llamar CULPA POR PERSONALIDAD.
  3. Esta sociedad es muy exigente con las mujeres. Debemos de estar flacas, guapas, ser sensibles y sexys además de buenas parejas, hijas, hermanas y amigas. Sumándole que hay que trabajar para aportar al gasto familiar o sostener a la familia y ser obviamente EXCELENTES MAMÁS. Como en el caso anterior, la exigencia es INCUMPLIBLE, por lo que CULPA SOCIAL encuentra el mejor alimento para crecer.

 

En resumen, somos mujeres con capacidades extraordinarias, incluida el ser mamás. La sociedad y nosotras mismas nos exigimos muchas veces la PERFECCIÓN y nuestra biología nos llama a dejar todo para cuidar al hijo por el bien de la supervivencia humana (con el único inconveniente que la raza humana ya no está en peligro de extinción). Y ¡taaaarááán! aparece la culpa por todas partes, se asoma en la mirada de nuestras mamás y abuelas, en las conversaciones con amigas en las que no dejamos de compararnos, en cualquier comentario que nuestra pareja haga con respecto a nosotras, muchas veces nos sentimos culpables hasta por cosas que están fuera de nuestro alcance como si el bebé creció 2.1 o 2.2 cm. en ese mes.

Y no podemos vivir así. Tenemos que hacer algo.

 

¿Qué podemos hacer para vivir sin tanta culpa?
Primero está decir que la culpa tiene una función en la sociedad. Necesitamos tener cierto monto de culpa para poder vivir todos juntos. Si no, ya habríamos asesinado a toda la población incluyendo a nuestros hijos. Un poco de culpa siempre es beneficiosa. Dicho esto, podemos hacer varias cosas para NO VIVIR SUMERGIDAS en ella, ni entre la espada y la pared de nuestro trabajo y nuestra casa.

He aquí algunas ideas:

  1. Examen de conciencia.
  • ¿Qué tipos de culpas tienes? ¿Biológica, de personalidad y/o social?
  • Objetivamente ¿cuánta culpa tienes? ¿De cada tipo de culpa? ¿Te dice eso algo
  • ¿Realmente (no lo que quieras sino lo que ES) cuánto tiempo puedo pasar con él bebé
  • ¿Qué es lo que más disfruto de estar con el bebé?
  • ¿Cuáles son mis prioridades?
  • ¿Cuáles son mis valores?

En fin, tienes que hacer primero un examen de conciencia SIN JUICIOS para después hacer cambios en tu rutina.

 

  1. Ponte en acción. 
  • Después de tu examen de conciencia, trata de incorporar cambios necesarios en tu rutina.
  • No hagas todos el mismo día, ve poco a poco y sopesa como te vas sintiendo.
  • Observa el sistema familiar. Muchas veces pensamos que estamos haciendo algo mal y las cosas están funcionando bien.
  • Haz una gráfica de pie en donde escribas las actividades que haces durante la semana. ¿Hay algo que descubras? ¿Hay algo que puedas cambiar?

¡CÁMBIALO!

Tips…
– Destina un tiempo definido para pasar con tus hijos.
– Destina tiempo para ti (muchas mujeres se levantan 30 min antes para tomar café, pensar, hacer ejercicio, etc.)
– Si lo necesitas, pide ayuda. No es pecado.
– Si te sientes perdida, pregunta a alguien en quien confíes por su buen juicio.
– No te expongas a la crítica. Ej. Si vas con tu tía la criticona, no le cuentes tus culpas.
– Si te estás sintiendo MUUUY culpable aún con los cambios, trata de pensar que cosas sí haces bien, que cosas te dan satisfacción.

La clave es NO TENER MIEDO A CAMBIAR y a hacer cosas diferentes para sentirte mejor. Prueba muchas cosas y quédate con las que más te sirvan a ti.

 

  1. Busca ayuda.
  • Si todo esto es demasiado para ti, busca ayuda. No tiene nada de malo, es natural sentirse sobre pasada y la ayuda de un especialista puede hacer la diferencia.
  • Si no puedes salir de los ciclos de culpa y te sientes mal contigo misma todo el tiempo ¡CUIDADO! Puedes estar entrando en el territorio de la ansiedad y la depresión.

CUÍDATE, CUÍDATE CUÍDATE, no te exigas tanto…