Procura a tu equipo

| - Daniela Terminel 12 febrero, 2015

procura-equipo-INT_178273334

Conocer lo que impulsa a cada miembro de tu equipo te ayudará a darles las herramientas necesarias para que den su mayor esfuerzo y sean productivos.

 

El objetivo de cualquier líder es tener equipos de alto desempeño, eficientes y que funcionen como reloj. Al final, cualquier empresa es tan fuerte como sus equipos, los equipos tan fuertes como sus individuos y como bien sabemos, cada cabeza es un mundo.

Cada persona tiene diferentes motivaciones, miedos, fortalezas y áreas de oportunidad, siendo esta la razón por la que son parte del equipo, alguno aportara más en la parte analítica, otro será el mediador, pero todos aportarán hacia el mismo objetivo. Para mi, entender qué es lo que mueve a la persona ha sido clave al desarrollar equipos productivos.

Nuestro rol como líderes, por supuesto que son los resultados cuantitativos propios del negocio como ventas, utilidades, participación de mercado y otros, pero al mismo tiempo a mi me gusta medir el crecimiento y desarrollo de las personas que forman parte del equipo pues si no crecen, yo no crezco y la empresa no crece. Todo empieza desde adentro.

Esto suena muy bien, pero sin un plan o estructura, puede ser complicado ejecutarlo. A continuación les comparto algunas acciones que han sido muy útiles y fáciles de implementar para mi, algunas metodologías reconocidas y otras simples ideas que he probado, con periodicidad semestral.

  • Retroalimentación. Es importante dar feedback y tener un espacio para hacerlo de manera formal, haciendo énfasis en las cosas que se hacen bien con un radio de 5+ cosas positivas por cada negativa. Al hacerlo, utilizo el enfoque de Situación-Comportamiento-Impacto.
  • Carta al manager. Metodología desarrollada por Peter Drucker que ayuda a alinear a todos los miembros del equipo con la estrategia de toda la organización y como sus metas contribuyen a la misma.
  • Encuesta de felicidad. Muy simple, ¿del uno al 10 qué tan feliz eres con tu vida?, es una muy buena forma para empezar la conversación a nivel más personal.

 

Lo más importante, no es como reunir y entender la información, si no el actuar sobre ella. Es aquí cuando la gente realmente se compromete, pues ven tu compromiso y es cuando las cosas fluyen mejor.

Mi recomendación sería empezar con algo simple y conforme tú y tu equipo se acostumbran a este tipo de dinámicas, irlas aumentando. Alinea expectativas desde el principio para que sepan que los quieres escuchar trabajarás para que todos estén lo mejor posible, pero sin promesas que no puedas cumplir. ¡Hasta la próxima y a trabajar sonriendo!