¿Qué es el ayurveda?

| - Leticia López 4 agosto, 2017

Ayurveda es una ciencia integral que usa todos los aspectos de la existencia humana para mantener la salud y prevenir enfermedades.

Por Leticia López, coach de vida y ejecutivo

 

El Ayurveda es una ciencia de la vida que proviene de la India y tiene más de 6 mil años de existencia. Es precursor de la medicina China y la acupuntura; también de la medicina de Hipócrates y la noción de los humores corporales. Actualmente, en Occidente es considerada como una ciencia integral que toma en cuenta todos los aspectos de la existencia humana, desde el ambiente biopsicosocial donde vivimos, la comida que consumimos, el estilo de vida cotidiano hasta el tipo corporal (epigenética) o dosha, y el clima. Cada día tiene mayor aceptación, con su creciente número de adeptos que aplican su diagnóstico y sus terapias para mantener la salud, tratar enfermedades o prevenirlas.

En el corazón del Ayurveda yace el entendimiento de que todo es uno, lo que significa que todo existe en la relación, no de forma aislada. El cuerpo afecta a la mente y viceversa. Los sentimientos y pensamientos tienen efectos físicos, igual que los trastornos del cuerpo afectan a nuestro estado mental. En realidad, el cuerpo humano y todo lo material provienen de un pensamiento que se colapsa en la mente para dar lugar al Universo. Todo está hecho de lo mismo: de los cinco elementos (éter, aire, fuego, agua y tierra), que interactúan entre sí para formar la materia y la energía.

El Ayurveda nos revela el origen común del hombre y el universo, y nos explica la analogía existente entre ambos. El ser humano es parte de un sistema ordenado, y toda enfermedad es consecuencia de su desarmonía con el orden cósmico. En consecuencia, el Ayurveda enfatiza la restauración integral de este equilibrio. Lejos de compararse con un conjunto de remedios caseros, el Ayurveda debe ser considerado y estudiado como un sistema que ayuda a solucionar muchos de nuestros problemas actuales, pues se trata de un sistema médico con fundamentos esenciales que integran al hombre y a la sociedad en su relación con el Universo.

Los seres humanos estamos constantemente interactuando con el Universo y sus elementos. Llenamos el espacio, lo que nos aporta un lugar donde vivir y funcionar en nuestras innumerables formas; respiramos el aire, bebemos agua, nos mantenemos calientes con el calor y la luz y consumimos alimentos que nos proporciona la tierra. Siempre y cuando nuestra relación con el Universo sea saludable y provechosa, podemos tener una salud óptima. Según Ayurveda, cuando esta interacción armoniosa se rompe, quedamos predispuestos a la disfunción y la enfermedad.

De acuerdo con la filosofía védica, o samkhya, existen cuatro objetivos legítimos en la vida, y todos los seres humanos aspiramos a uno o más de ellos depende nuestro estado de conciencia: kama (disfrute), artha(prosperidad), dharma (camino) y moksha (iluminación).

1. Kama significa disfrute, y es nuestro objetivo más básico. Todos tenemos el deseo el deseo de ser felices, evitar el sufrimiento y disfrutar el mundo más allá de la experiencia sensorial.

2. Artha hace referencia a la adquisición de riqueza y posesiones en el mundo material. Todos necesitamos posesiones vitales como comida, ropa y cobijo para sustentar nuestra función en el mundo.

3. Dharma significa camino y hace referencia al redescubrimiento de un estatus máximo de nuestras habilidades, dones, capacidades o talentos, de forma que podamos cumplir nuestro papel en la vida. Es el objetivo interno del principio de la conciencia.

4. Moska significa iluminación, dicha liberación espiritual y reconocimiento de nuestra verdadera naturaleza. El propósito fundamental en la vida es moksha, el verdadero conocimiento interior y la liberación del sufrimiento que nos permite alcanzar todo nuestro potencial del despertar.

La metodología para lograr el estado óptimo de salud está basada en dos grandes bloques: diagnósticos ayurvédicos que utilizan la iridología, y lecturas de lengua, temperatura corporal, cara, uñas, pulso cardíaco, el angi  o fuego digestivo, del nivel de energía, orina, residuos fecales y piel; se aplica además el test de constitución corporal, mental y emocional (prakruti y vikruti), que abarca el estado ya sea en equilibrio o desequilibrio de la persona.

Existen seis fases de la enfermedad (acumulación, agravamiento, desbordamiento, reubicación, manifestación y diversificación/especificación). El Ayurveda funciona para el tratamiento de todas las enfermedades crónicas o agudas que sean diagnosticadas en fase cuatro o antes. Existen muchos casos de pacientes que han sanado aún en fases cinco o seis, dependiendo de la convicción interior mental de curarse; en Occidente a esto se le llama efecto placebo.

Las cosas similares se aumentan entre sí, pero los opuestos se atraen.

El Ayurveda fomenta la salud desarrollando factores de naturaleza similar a ella (samanaya) y reduciendo los factores de naturaleza contraria (vishesha). Los factores de naturaleza similar a la salud, como el descanso, la rutina diaria y la alimentación correcta (de acuerdo a la constitución corporal), la meditación o el yoga aumentan y mantienen la salud. En cambio, los de la naturaleza contraria, como el exceso de trabajo, el estrés, el alcohol, la falta de ejercicio, la comida rápida y la ausencia de una gestión emocional adecuada la disminuyen.

Leticia López//es coach de vida y ejecutivo, además trabaja un programa especializado en coach asistido con caballos. Puedes encontrar más información en www.coaching-integral.com.mx