¿Qué es un coach de vida?

| - Leticia López 23 junio, 2016

coach-victoria147

Un coach de vida te acompaña en tu proceso de mejora y crecimiento personal y profesional, te observa desde una perspectiva integral, hasta que descubras quién eres verdaderamente.

Por Leticia López

 

Un coach de vida es un profesional que  cuenta con formación profesional y una certificación que lo respalda, además cuenta con habilidades muy específicas como: saber entablar relaciones humanas con todo tipo de personalidades, niveles económicos y edades, sabe escuchar activamente, comunicarse de forma clara y objetiva, preguntar de manera estratégica y cuenta con valores, trayectoria y experiencia que le brindan un cimiento para desempeñar esta actividad profesional.

¿Qué hace un Coach de vida?

Un coach de vida te acompaña en tu proceso de mejora y crecimiento personal y profesional, te observa desde una perspectiva integral, hasta que descubras ¿quién verdaderamente eres?, ¿cómo funcionas? y ¿cuáles son tus  recursos, habilidades y herramientas para diseñar un plan de acción y actuar?, y así puedas  crear y generar una mejor realidad de tu vida y la mejor versión de tu persona.

Se trabaja con diferentes disciplinas que se practican durante el proceso como por ejemplo: programación neurolingüística, inteligencia emocional, mental training, comunicación interna y lenguaje, desarrollo humano, entre otras.

Es impresionante como en la primera semana de entrenamiento de coaching de vida, las personas hacen cosas que habían postergado desde meses o años. El primer indicador que observan los participantes es que algo cambió en su rostro, el brillo en sus ojos o la evidencia que dejan ver a través de su comportamiento y acciones. El bien se genera en todo el entorno de la persona.

En la etapa de seguimiento, les invito a las personas a que participen en algunos cursos y talleres que imparto, cabe aclarar que en cada sesión el coach o cliente se lleva tarea para hacer por su cuenta y practicar lo aprendido.

La ventaja de los talleres en grupo es que recibes herramientas y las prácticas en menor tiempo, a diferencia de las sesiones individuales, y los resultados de igual forma se generan también en menor tiempo, ya sean sesiones individuales o grupales es necesario el seguimiento, ya que las herramientas que reciben se deben practicar con el objetivo de instalar nuevas programaciones y hábitos que ayudarán a la persona a enfocarse en los proyectos específicos que buscan concretar.

Las sesiones de seguimiento tienen el objetivo de acompañar y abrir nuevas posibilidades, de hacer ajustes si es necesario y evaluar los avances para que se concreten las metas o los proyectos.

Una vez creado lo que la persona buscaba se concluye el proceso y la gran noticia es que las herramientas que aplicaste para ese proyecto específico, las puedes aplicar en las demás áreas de tu vida y así te transformas en un ser de inspiración y apoyo para otros.

Las sesiones de seguimiento dependen del compromiso de cada persona con su proceso personal. La realidad es que siempre hay cosas que descubrir, aprender, crear y compartir.

El coaching sólo funciona cuando lo vives, es la única forma en que podrás involucrar todos tus sentidos (tus canales de acceso), despertando tu conciencia y creando evidencia a través de tus acciones y transformación.

Las herramientas existen… ahora todo queda en tus manos, sólo depende de tu deseo, trabajo, amor y compromiso para iniciar tu proceso personal.