¿Cuáles son los recursos apropiados para mi empresa?

| - ArCcanto 11 junio, 2015

arccanto junio INT

La pregunta de muchos empresarios es ¿qué es mejor para mi empresa: crédito o capital? ¿Por qué están divididas las opiniones? No hay respuestas correctas, sólo momentos correctos.

 

Por José Luis Garibay Colunga

A lo largo del último siglo, México ha pasado por varias crisis económicas, crisis que dejaron una huella profunda en la mente de varias generaciones de empresarios. Es por esto que al abordar el tema crediticio muchas veces nos topamos con negativas debido a las malas experiencias pasadas, el desconocimiento de los productos o del proceso.

Pero entonces, ¿por qué la gente dice que es mejor el crédito? o ¿en qué momento es bueno inyectar capital?

La realidad es que no hay una fórmula específica para saber cuándo hay que pensar en un socio nuevo, pero sí hay ciertas pistas. La entrada de un socio nuevo implica vender a un cierto precio las acciones de tu empresa y posteriormente compartir con alguien más las utilidades que ésta genere. Ahora la pregunta es: ¿por qué venderías a un precio algo que se puede vender más caro y que fue producto de tu trabajo?

Cuando se piensa bajo esta lógica se llega a la siguiente conclusión: un socio es una opción viable si y sólo sí le va a ofrecer a tu negocio algo más que sólo dinero. Cuando un socio te va a ayudar a entrar a un nuevo mercado, te va a acercar a un cliente estratégico o va a lograr que la empresa multiplique su crecimiento, entonces es bueno pensar en capital y no en deuda.

Pero podemos lograr un muy buen crecimiento de la empresa sólo apoyándonos en el crédito, y es por esto que la curva de crecimiento de una empresa tiene la siguiente forma.

arccantojunio

Esto no quiere decir que nunca debamos pensar en la entrada de un socio nuevo, pero sí debemos pensar en vender al mejor precio posible las acciones y esto sólo lo lograremos creciendo al máximo nuestra empresa mediante el crédito. Esta opción nos trae un beneficio adicional, y es el hecho de que un crédito es más barato que el capital, situación que ejemplifico con el siguiente ejercicio numérico:

arccanto junio2

Como se puede notar en este ejercicio hipotético y simplificado, si doblamos las ventas y por ende la utilidad de nuestra empresa, se obtiene mayor utilidad para el accionista si se tiene un crédito que si se suma a un accionista.

A este concepto se le llama retorno sobre la inversión. De esta manera se justifican los puntos expuestos en este artículo:

  • Vender las acciones de la empresa sólo cuando ésta haya alcanzado su potencial máximo y no pueda seguir creciendo mediante crédito.
  • Un socio debe aportar más que sólo capital, sino ventanas claras de crecimiento para la empresa.