She is the boss

| - Sandra Arriaga 8 abril, 2015

sheistheboss-INT_171529361

 

El mundo laboral en México está comenzando a transformarse gracias a la creciente participación de la mujer en la fuerza laboral.

 

A pesar de que la mujer mexicana ha ganado espacio en el mundo laboral, aún quedan cosas por mejorar. Ejemplo de esto es el sueldo, que sigue siendo menor al del hombre desempeñando el mismo puesto, porque aún se cree que ellos son los proveedores del hogar o bien que las mujeres en caso de atravesar por un embarazo su aportación a la empresa se ve disminuida.

Hoy vemos a mujeres que se abren paso ante éstas y otras circunstancias transformando la forma en la que todos percibimos el empleo, pero esta batalla trae a su paso grandes cambios en los hábitos de la ciudadanía pero principalmente de las mujeres.

No deberá sorprendernos que en el futuro la capacidad creativa y manejo de crisis de forma incluyente (características propias del liderazgo femenino, por citar sólo algunas) sean altamente reconocidas, logrando tener mejores condiciones –incluso durante y después del embarazo- y ¿por qué no? lograr igualdad de sueldos regulados por la capacidad humana y no por el género.

La Mamá del Futuro, un reporte de tendencias conformado por seis categorías, contiene todos los hallazgos que necesitas saber sobre la interacción entre las mamás y el desempeño laboral. Un estudio del presente y el futuro.

  • Presente: un panorama difícil.
    • Hoy, muchas mujeres se auto-emplean como una salida de resignación.
    • Actualmente las mujeres mexicanas y en especial las mamás hacen todo por adaptarse y ajustarse a sus empleos dejando de lado otras prioridades.
    • Sigue presente el “techo de cristal” en varias instituciones; barrera que por el hecho de ser mujer le impide posicionarse en los puestos más altos en una empresa o institución.

 

  • Futuro: mujeres disfrutando su liderazgo.
    • El autoempleo será visto como una forma de emprendimiento y una forma de empoderarse.
    • No más mujeres adaptándose a sus empleos. El trabajo y otras ocupaciones se ajustarán a sus necesidades.
    • La creciente participación por parte de las mujeres en el campo laboral ha hecho que la relación madre-hijo cambie drásticamente a una madre compañera y ejemplo de liderazgo.

 

Para las Mamás del Futuro no será extraño escuchar sobre muchos más casos de mujeres que conjugan su rol de madre con el liderazgo profesional de forma exitosa y relajado, es decir, sin navegar por el estrés que hoy muchas atraviesan y siendo reconocidas por su trabajo e inteligencia.

La Mamá del Futuro habrá estudiado lo que ella quiso. No conocerá límites impuestos por roles de género para crear, estudiar o trabajar. Se educará en una sociedad mucho más incluyente sin que se pierda su feminidad.