Cuando es tiempo de decir “adiós”

| - Victoria147 2 septiembre, 2015

renunciar al trabajo INT

Renunciar es parte de un ciclo de trabajo, identifica el momento adecuado para ti y hazlo sin miedo.

Existen muchas razones por las cuales consideres renunciar, desde no sentirte cómoda porque la empresa no fue lo que esperabas, que sea un trabajo excesivamente demandante o tener un sueldo muy bajo, hasta irte tienes una nueva oportunidad en otro lado.

Recuerda que las referencias son sumamente importantes para muchas de las empresas, por lo que a pesar de las malas experiencias que tuviste, debes dejar una buena impresión y mantener aquellas relaciones que consideres de valor.

Sin importar la razón por la que decides dejar tu trabajo actual, sigue las siguientes recomendaciones para renunciar con elegancia y estilo, dejando así buenas relaciones y puertas abiertas para oportunidades futuras.

  • Piensa a futuro: tomar decisiones impulsivamente, dejarte llevar por emociones y actuar sin reflexionar es muy malo. Antes de tomar una decisión, planea meticulosamente tu estrategia de salida y asegúrate de tener la siguiente movida. Si te cambias de trabajo, deberás tener una propuesta formal y si no es el caso, por lo menos haz cuentas y ten un ahorro para evitar problemas financieros futuros.
  • Crea el momento: cuando llegue el tiempo de hablar con tu jefe, además de estar preparada para su reacción, busca que sea un buen tiempo para él y que sea en privado. Asegúrate de que sea el primero en saber, evita chismes y actúa discretamente.
  • Sé agradecida y amable: todas las experiencias dejan algo positivo, agradece el aprendizaje y experiencia que este trabajo te dio. Además debes ser honesta, expresar claramente porque tomaste la decisión y entregar todos tus pendientes antes de irte.
  • Hazlo con anticipación: si es una decisión que has pensado desde hace tiempo, trata de irte con al menos dos semanas de anticipación para que puedas dejar todo preparado y salir bien, sin dejar tareas pendientes o inconclusas. Entrega tu puesto responsablemente.
  • Prepárate para negociar: puede ser que recibas una contraoferta y debes estar preparada para evaluar tus opciones. Pide tiempo para pensarlo y no tomes decisiones precipitadas.
  • Ofrece tu ayuda: si logras una buena negociación ofrécete para capacitar a alguien más para tu puesto, de esta forma mostrarás interés no sólo por ti sino también por la empresa que dejas.

Lo más importante es que siempre seas 100% sincera y no inventes excusas o mentiras, además de que después de hacerlo mantengas buenas relaciones con tus compañeros.