Tu plato y el cambio climático

| - Lorena Stoopen 7 abril, 2015

plato-calentamiento-global-INT_112729018

La ecología está de moda, y con mucha razón. Fijarte en lo que comes también puede cambiar el mundo en un platillo a la vez.

 

Por Lorena Stoopen

 

Los científicos del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático están de acuerdo en que necesitamos disminuir la cantidad de los llamados gases invernadero en la atmósfera en un 80% para el año 2050 para tener la oportunidad de evitar un desastroso cambio climático. Los gobiernos han tomado medidas para contribuir a la disminución de la producción de dichos gases en las industrias y otras que aplican a la población en general, como el “Hoy No Circula” en el Distrito Federal. Como ciudadanos, además de acatar las disposiciones de nuestros gobiernos, podemos tomar cartas en el asunto y aportar nuestro granito de arena.

Podemos empezar por nuestra forma de alimentarnos. Veamos algunas cifras:

  • Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, (FAO por sus siglas en inglés: Food and Agriculture Organization) la industria de la carne genera un 18% de los gases invernadero producidos por el hombre, otras organizaciones estiman que esta cifra podría ser cercana al 50%.
  • La cría de ganado emite el 37% del total de gas metano causado por actividades humanas; el metano tiene 23 veces más potencial de calentar el planeta que el dióxido de carbono.
  • Se necesitan aproximadamente 2,400 litros de agua para producir una carne de hamburguesa, el equivalente a tomar una ducha de 4 horas.
  • Cada 18 segundos se destruye una hectárea del Amazonas para usar la tierra para producción de ganado, el equivalente a seis canchas de fútbol cada minuto.

“Lunes Sin Carne”, es un movimiento encabezado por el cantante Paul McCartney y otras personalidades que nos proponen dejar la carne al menos un día de la semana como una iniciativa que podría tener gran impacto en  la disminución de la producción de gases invernadero. Esta organización calcula que si cada persona en la Gran Bretaña tuviera un lunes sin carne, ambientalmente sería igual a retirar cinco millones de automóviles de las calles. ¡Suena impresionante!

En el mundo de la nutrición, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la dieta es más saludable entre más vegetariana sea, así que comer sin carne un día de la semana puede ser una gran ocasión de dar variedad a nuestra alimentación y mejorar un poco nuestra salud.

Así que ¡échale imaginación! Puedes incluir en tus menús frijoles, lentejas, garbanzos, habas o quinoa, que también te dan proteínas mientras apoyas la ecología, los lunes, los martes y siempre que quieras.

Para mayor información y muchas ideas, te recomiendo que visites  meatfreemondays.com