Vacaciones con los más pequeños

| - Victoria147 30 marzo, 2015

vacaciones-con-niños-INT_142229419

En esta Semana Santa sal sin miedo de vacaciones y asegúrate que los más pequeños disfruten al máximo.

 

Salir de viaje con niños pequeños puede ser muy estresante, tienes que empacar ropa para toda ocasión, pañales, fórmula, más ropa por si se ensucia, biberones, el esterilizador portátil, ropa por si tiene un accidente, el juguete favorito, medicamentos, los datos del médico, el traje de baño, bloqueador para piel sensible y más ropa. Pero al final vale la pena porque sabes que tu familia se divertirá como nunca.

Haz de la experiencia de viaje algo menos complicado para ti y tus hijos y no olvides los básicos para prevenir cualquier eventualidad. Aquí te dejamos algunos consejos.

  • Investiga sobre tu destino, su infraestructura, clima y actividades para que todos se diviertan sin riesgos y tengas facilidades para instalar a tu pequeño un paraíso hogareño lejos de casa.
  • Elige un sólo destino turístico para que no tengas que lidiar con la empacada y traslado más de dos veces. Ida y vuelta.
  • La seguridad primero, lleva a tu pequeño en el coche especial del auto siempre, lleva cualquier medicamento que tenga recetado en mayor cantidad por si algo le pasa a las dosis normales además de termómetro, analgésicos, antinflamatorios y antialérgicos, gasas y adhesivos tipo curitas y gotas oftálmicas, gel de sábila, medicamento para el mareo y otras cosas para prevenirte. También lleva el carnet médico de toda la familia.
  • Si vas a entrar al agua, no permitas que tus hijos jueguen directamente bajo el sol, usa un bloqueador de mínimo 30 de Factor de Protección Solar (FPS). Aplícalo varias veces y de preferencia que sea a prueba de agua.
  • Cuidado con el aire acondicionado ya que, si hace mucho calor, puede provocar un choque térmico y causar enfermedades respiratorias. Úsalo para enfriar tu habitación y después utiliza el ventilador regular para mover el aire fresco.
  • Busca repelente de insectos amigable para niños, que no tenga más de 30% del activo repelente DEET ya que pueden causar irritación. Tampoco los uses en piel lastimada, debajo de la ropa o cerca de los ojos, nariz y boca.
  • Busca el centro médico más cercano desde que planees tu viaje o en cuanto llegues a tu destino, nunca sabes si algo saldrá mal.
  • Asegúrate de hidratar a tu familia con agua fresca y natural durante todo el día y evita comida que no sabes cómo está cocinada o es nueva para su sistema.
  • Haz un presupuesto de gastos imprevistos e incluye seguro de viajero.
  • Busca actividades para toda tu familia que mantenga a los más grandes entretenidos mientras los pequeños se divierten.

 

Lo más importante cuando estés de viaje, y lo único que no puedes olvidar, es disfrutar y divertirte con tus seres queridos. Una buena preparación te va a ayudar a relajarte mucho más en tus vacaciones.